Ocho equipos de la comunidad en Segunda, en un año clave por la reestructuración del fútbol femenino

La primera B del fútbol femenino verá la luz la próxima temporada con los grupos norte y sur


redacción / la voz

El fútbol femenino camina hacia el profesionalismo y, con la aparición de nuevos clubes masculinos que apuestan por una sección femenina, cada vez eran más las voces que pedían a la federación una profunda reestructuración de las categorías. E l hecho de que más de un centenar de equipos participaran en la segunda categoría nacional hacía que cada vez hubiera más desigualdad entre conjuntos semiprofesionales y otros con menos medios.

Y este cambio ya tiene fechas. Nace la Primera B de fútbol femenino, categoría que verá la luz la próxima temporada y que solo constará de dos grupos (norte y sur), situándose entre la liga Iberdrola y la actual Segunda. Será una categoría intermedia, que facilitará el ascenso a la élite a equipos que quieran aspirar a ella, porque ahora mismo hay que ganar tu grupo y luego superar a otros dos campeones para poder subir a Primera.

Esta reestructuración motiva un sistema de competición diferente en los grupos de Segunda. Los siete campeones se clasificarán para el play off, tal y como venía ocurriendo los últimos años, pero a mayores los cinco primeros clasificados de cada uno de los siete grupos lograrán la clasificación para esa nueva Primera B.

En el grupo 1 optarán a ella ocho equipos gallegos (Deportivo, Victoria CF, Victoria FC, Friol, Atlético Arousana, Sárdoma, Valladares y Atlántida Matamá), que deberán pelear contra 3 asturianos (Oviedo, Sporting y Gijón FF) y 3 cántabros (Racing de Santander, Monte y Oceja).

La irrupción del Lugo

La gran novedad entre los equipos gallegos la aporta el Friol, equipo que está temporada estará subvencionado por el Club Deportivo Lugo. Una fusión que les ha llevado a firmar buenas jugadoras como Jone (ex Dépor), Nati (ex Matamá) o Andrea Mirón (ex Juventud Almansora).

Las viguesas Atlántida Matamá y Sárdoma aspiran a repetir el buen papel del pasado curso, que les llevó a pelear entre las seis primeras de la clasificación. Ahí también quiere asomar la cabeza el Victoria coruñés, que ha pescado a más exdeportivistas como Miga o Sheila. El Victoria de Santiago, con un proyecto continuista, busca la permanencia.

El histórico Arousana regresa a Segunda con la idea de eludir las tres últimas plazas. El mismo reto que tendrá el último campeón autonómico, el Valladares, que se estrena en esta competición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ocho equipos de la comunidad en Segunda, en un año clave por la reestructuración del fútbol femenino