«Las visitas al Pórtico van a exigir el cobro de una entrada y reserva previa»

El acceso se limitará desde el día 19 hasta noviembre, cuando se reabrirá de nuevo al público en general

.

Santiago / LA Voz

Daniel Lorenzo (A Pobra do Caramiñal, 1963), director de la Fundación Catedral desde el 2010 y vicario judicial de la archidiócesis de Santiago, explica cómo serán las visitas al pórtico de la Gloria a partir del martes 18, última jornada en la que se podrá acceder al monumento según el sistema implantado en julio.

-La reapertura de esta joya del románico ha tenido una gran acogida. ¿Esperaban esta respuesta?

-Absolutamente. Tanto, que desde el primer momento ya planteamos que este primer período de 54 días de apertura del Pórtico fuese con un horario muy prolongado, que supera amplísimamente al de cualquier museo. Éramos conscientes de que el interés por realizar esa visita era muy grande. Por esto mismo buscamos un modelo que, en su simplicidad, permite que no se pierda ni un solo minuto para que el mayor número de personas puedan verlo.

-Aún así el modelo elegido sigue recibiendo muchas críticas...

-Las críticas podría entenderlas si hablásemos de un modelo de visita permanente, pero es el diseñado de forma provisional. Y hay que decir que no se puede trasladar a la organización de las visitas al Pórtico, u otros espacios museísticos, el hecho de que permanezcan más o menos tiempo en la ciudad aquellos que se acercan a Compostela. Será, en todo caso, un problema de la gestión turística. A Santiago le llega, sin el mayor esfuerzo de muchos, un gran número de personas que vienen atraídos por el fenómeno jacobeo o la Catedral. Pues, a partir de ahí, que sepan gestionar...

-¿Qué pasará a partir del día 19?

-Queda pendiente una tarea de documentación del Pórtico, concretamente una fotogrametría de altísima resolución que va a realizar el Instituto de Patrimonio Cultural y que se iniciará al acabar esta primera fase de visitas. Serán unos 10 días de trabajos. E, inmediatamente, empezaremos el encapsulado, que permitirá dos cosas: preservar el Pórtico del polvo de los trabajos en los paramentos interiores de la Catedral y seguir disfrutando del monumento. Esperamos que el encapsulado esté listo en noviembre y a partir de ahí podrán retomarse las visitas.

-¿Cómo se van a organizar a partir de noviembre las visitas?

-El Pórtico va a exigir necesariamente el cobro de una entrada, porque la segunda fase de visitas se gestionará a través de la estructura del Museo. Solo el personal para 54 días, financiado por Turismo de Galicia, supera los 73.000 euros, sin contar con las instalaciones que hubo que realizar y otros gastos menores.

-¿Implicará reservar y pagar?

-Exactamente igual que las visitas a las cubiertas. Reserva previa por Internet o, presencialmente, si quedan plazas disponibles.

-¿Habrá también guías?

-Se están analizando varias posibilidades. Probablemente comencemos con visitas guiadas y luego estudiaremos otras alternativas, teniendo en cuenta lo que hoy nos puede ofertar la técnica. Queremos, incluso, que siga recibiendo gente hasta noviembre, pero se tendrá que canalizar de otra forma, en un horario reducido para poder compaginarlo con los trabajos de documentación, a lo mejor, dirigiéndonos con invitaciones a instituciones o colectivos que puedan tener un especial interés.

-La pintada de Praterías del mes pasado puso en evidencia la vulnerabilidad exterior en la Catedral. Tras descartar el gobierno local reforzar la videovigilancia, ¿qué opciones quedan?

-La conservación del patrimonio se debe abarcar desde varios ámbitos y no puede dejarse solo a una Administración o a la Catedral, sino que afecta también a la Xunta y Gobierno central. Las cámaras son algo necesario, no para ir detrás de cada persona, sino para proteger un espacio especialmente delicado. Aunque creo que no hay que buscar una solución en dos días e incluso habría que reflexionar sobre los usos de las plazas.

-¿A qué se refiere?

-Ciertas actividades, por ejemplo las que implican un palco enorme, ocultan e impiden disfrutarlas como elemento construido. No cuestiono si debería haber conciertos, pero quizás deberían hacerse solo cuando sean especialmente señeros o con unos diseños más adecuados a un espacio tan extraordinario como las plazas que rodean la Catedral. Creo que habría que pedir un nivel de excelencia igual al marco que estamos ocupando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«Las visitas al Pórtico van a exigir el cobro de una entrada y reserva previa»