Los penaltis aúpan al Compos

Álex Ares abrió el marcador y Juan Antonio empató con polémica en el 92

.

Cerceda

El Compos se adjudicó la Copa Diputación en la tanda de penaltis, después de que el partido acabase en empate a un gol. Fueron necesarios once lanzamientos, incluidos los de los porteros. El de Lorenzo entró por la escuadra. El de Diego Rivas se fue al larguero.

Los dos equipos tienen claro a qué quieren jugar. El Racing apuesta más por la física, el Compos por la química. El colectivo de Larraz aprieta en la presión, siempre que puede muy arriba, con muchas ayudas y las líneas juntas. Cuando recupera el balón trata de llegar lo más rápido arriba, bien con centros al área o balones largos a las dos torres, Joselu y Juan Antonio, bien con diagonales hacia Marcos Álvarez. El Compos combina más, incluso con el portero. No le pesa la posesión.

Con esas premisas, se vio una primera parte en la que los de Yago Iglesias tuvieron más tiempo el balón en los pies, pero casi siempre muy lejos de la portería de Diego Rivas. Tuvo sus mejores opciones en un par de lanzamientos lejanos de Álex Ares y Samu y en un par de incursiones de Miki en el área. En una se enredó y en la otra chutó en posición forzada.

El Racing apenas pisó el área de Lorenzo, salvo en acciones a balón parado. Pero fue el que tuvo la ocasión más clara para inaugurar el marcador, en el minuto 35. Marcos Álvarez cazó un balón en el área, se giró y envió al poste.

A cinco minutos para llegar al descanso, Álex Ares deshizo las tablas. Chutó desde la semiluna y Diego Rivas, a quien le botó el balón delante, no estuvo fino.

A pesar de verse por detrás en el marcador, el Racing no cambió el manual. Alargó algo las posesiones, pero sin crear apenas peligro.

El Compos siguió mostrando un mayor manejo de balón. En los compases iniciales, Miki Villar fue derribado al borde del área cuando enfilaba la portería de Diego Rivas. Eran los mejores minutos del Compos.

El partido entró en una fase de mucho centrocampista y se animó en los compases finales, cuando el Racing empujó con más corazón que cabeza.

El empate llegó con polémica. Primero, el árbitro concedió córner en un balón que había dejado salir un zaguero del córner. Después, el Compos pidió falta sobre Saro, en el primer palo. Y Juan Antonio no perdonó.

Así llegó a los penaltis, con 4.000 euros en juego. El campeón se lleva 8.000 y el subcampeón, la mitad.

.
.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los penaltis aúpan al Compos