El efecto llamada del Pórtico llena la Catedral

El aluvión de visitantes agota las entradas a las cubiertas hasta el próximo viernes

T. Montero
Santiago / la voz

La Catedral rebosa visitantes estos días y no solo para ver el Pórtico. La repercusión de la restauración de la gran obra del maestro Mateo ha llevado a miles de turistas y compostelanos a hacer cola durante horas en el Obradoiro. Pero no solo se centran en esta complejo escultórico. También suben a las cubiertas, bajan a la excavaciones arqueológicas y entran en el museo catedralicio, que cumple este año su noventa aniversario. Y es que las entradas a las cubiertas estaban agotadas prácticamente hasta el próximo viernes -el jueves queda solo una- en la mañana de ayer.

El efecto llamada es innegable, como admite el director del museo, Ramón Yzquierdo, «hay mucha gente en el entorno y obviamente todo lo que ayude a mejorar el conocimiento de la Catedral y su atractivo beneficia al museo y a todas sus actividades. A ello se suma que estamos en agosto», aclara. Aunque puede darse el efecto contrario, algo que habrá que analizar pasado un tiempo, si las personas que hacen cola para ver el Pórtico dan por concluida con esta visita su agenda cultural en Santiago. Pero el futuro, explica Yzquierdo Peiró, pasa porque la restauración de esta obra «sea un refuerzo a medio y largo plazo de todas las visitas».

Las otras pintadas del casco histórico

P. Calveiro

No han generado el revuelo de Praterías, pero atestiguan que prodiga el incivismo

La imagen de la figura apostólica de Praterías convertida en Eric Singer, batería de Kiss, por obra y gracia de un rotulador azul de propietario desconocido, ha dado la vuelta a España. La pintada que dañó la escultura del siglo XII de la fachada catedralicia ha escandalizado a medio país y, aunque el lugar elegido es sangrante, no es la única del casco histórico. Las hay sobre estatuas, sobre la mismísima plaza del Obradoiro, en edificios con más de 200 años de historia y otros rincones de la zona monumental, un conjunto patrimonial reconocido por la Unesco en la declaración de la ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1985.

Seguir leyendo

Y es que la mejor manera de completar la visita al Pórtico es ir al espacio maestro Mateo del museo, un monográfico sobre el artista con la figura descubierta durante las obras en la torre sur de la seo. «El Pórtico se ha restaurado y es impresionante, pero detrás de esto hay mucho que contar, y es lo que hacemos en el museo, sobre todo en el espacio monográfico. Realmente de lo que se trata es de ampliar la visita con estos contenidos», indica el director. La marca maestro Mateo -explica Yzquierdo- «es uno de nuestros principales activos». De hecho en los próximos días se publicará una guía de visita al Pórtico para complementar estas actividades y para que las personas que se acerquen a la obra del maestro puedan tener información más detallada de la misma.

Porque en estos momentos las visitas tienen un claro objetivo de conseguir que el mayor número de personas vean el pórtico de la Gloria, pero esta es solo la primera de tres fases en la exposición de la obra. «Cuando las obras de la Catedral pasen al interior, lo que hará que se levante polvo, obligarán a encapsular el Pórtico», apunta Peiró.

Visitas definitivas

Tras una segunda fase temporal mientras se realizan estas obras, y que comenzarán a partir del 20 de septiembre, se estudiará el modelo definitivo para contemplar el Pórtico. Y es ahí donde puede que esté todo decidido, pero desde luego nada está anunciado. «Se pretende que después de esta fase tan ágil las próximas sean visitas más ordenadas, quizás con un sistema previo de reserva, pero hay varias opciones sobre la mesa que hay que analizar», explica Ramón Yzquierdo. Entre las decisiones a tomar está una de las más importantes, si se cobrará o no por esta visita. Desde luego el director del museo no adelanta nada, «los responsables lo estudiarán y harán sus cálculos».

El trabajo de los guías aumentó en agosto pero es «máis frouxo» que el año pasado

Sí, también los guías turísticos trabajan más en agosto. Lo confirma la asociación de guías profesionales de Galicia. Andrea Loimil, que trabaja en la oficina de turismo de la dársena de Xoán XXIII, en la que está ubicada la sede de la asociación, confirmaba esta semana que lo que va de agosto está siendo «mellor con respecto a xullo» pero que también este mes es «máis frouxo» que el año pasado. ¿Por qué? Principalmente porque en el 2017 hubo circunstancias especiales. Al ser el centenario del santuario portugués de Fátima, el trasiego de turistas desde Portugal hacia el norte o en ruta para visitar la villa de Portugal benefició a los guías que ejercen en Compostela, porque tanto unos como otros aprovechaban para visitar Santiago durante su viaje, con lo que el volumen de visitas contratadas el año pasado fue especialmente alto.

A la espera de cerrar el mes para hacer el balance y contar con datos estadísticos certeros sobre las reservas, Loimil explica que, aunque están entrando estos días más visitas, a ellos no les ha afectado especialmente el efecto llamada que ha producido la reapertura a las visitas del pórtico de la Gloria que está copando las entradas a la Catedral compostelana. El perfil de los que contratan una visita guiada es de lo más variado. «Hai de todo», explica Andrea Loimil. Tanto turistas nacionales como provenientes de otros países, familias y grupos...

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El efecto llamada del Pórtico llena la Catedral