Raxoi estudiará desde septiembre cambios en la ordenanza de la ORA

Abordará el tope dos horas para residentes y trabajadores, así como las bonificaciones

i.c.
Santiago / la voz

El gobierno local pide tiempo para abordar los problemas derivados de la remunicipalización de la ORA, servicio que desde mediados de junio gestiona la empresa Tussa. Tras este período de transición, a partir de septiembre empezará a estudiar la introducción de modificaciones en la ordenanza que regula el aparcamiento en la zona azul. Entre otros aspectos, abordará la posibilidad de establecer nuevas zonas reservadas para residentes y facilitar el estacionamiento a los trabajadores o crear una tarjeta o bonificación para estudiantes.

Entre tanto, el pago con tarjeta no funciona, la nueva aplicación no permite indicar la condición de residentes dejando a los vecinos sin la bonificación y, lo que más trastornos está causando, la rotación obligatoria en las zonas de régimen general cuando se consumen los 120 minutos de aparcamiento permitidos.

El Concello confirma que los problemas del pago con tarjeta y la opción de residentes «son pequenos desaxustes que se están a amañar nestes momentos».

Los cambios introducidos con la municipalización están creando un malestar palpable entre los vecinos y, principalmente, en las personas que trabajan en el Ensanche. El alcalde, Martiño Noriega, asegura que las mejoras en la ORA se empezarán a estudiar el próximo mes. «A partir de setembro nós contemplamos introducir todos os cambios necesarios para a prestación do servizo. Se hai que facer unha revisión da ordenanza, farase», afirma Mariño Noriega.

El alcalde también apunta que hay un responsable de la empresa pública Tussa y un responsable del área que, con el inicio del próximo curso, trabajarán en todas las cuestiones relativas a este servicio municipalizado. Las líneas de actuación no se limitarán al marco normativo vigente, sino que también se estudiarán otras mejoras no contempladas en la ordenanza, como la creación de «zonas de estacionamento para residentes, zonas verdes, ou un sistema de bonificación», aclara el regidor compostelano.

La ordenanza que regula actualmente la zona ORA se aprobó en el 2012 bajo el mandato del PP. La gestión del servicio correspondía a la empresa concesionaria Setex Aparki, que no aplicó la normativa en todos los puntos que se establecían, concretamente la rotación cada 120 minutos como máximo. Ahora, con la gestión directa a través de Tussa, el Concello aplica la ordenanza a rajatabla. «Nós seguimos a ordenanza que estaba aprobada do 2012, que é o marco», explica Martiño Noriega. Y así llegó la aplicación de la rotación a los 120 minutos. «As ordenanzas son para cumprilas. Se eu como alcalde incumpro unha ordenanza estou prevaricando», sentencia.

La oposición municipal reclama una revisión de la regulación de la zona azul

El Partido Socialista y el Bloque Nacionalista Gallego coinciden en que la zona ORA debería ser gratuita, y el PP considera que la zona azul debe adaptarse a las necesidades de los usuarios.

El portavoz del BNG, Rubén Cela, insiste en pedir la gratuidad porque «é a mellor forma de remunicipalizar o servizo. Hai métodos que garanten a rotación de vehículos sen cobrar por estacionar en superficie».

Los socialistas están a favor del límite de tiempo en la zona azul. «A rotación é o que lle interesa ao comercio e á hostalería. O que se pode avaliar é cal é o tempo axeitado para cada zona, que pode variar dos 120 minutos ou incluso 180», explica Paco Reyes. Añade que el PSdeG de Santiago defiende la posibilidad de la rotación pero sin cobrar la ORA: «Iso facilitaría moito o atractivo desta cidade co comercio. E xa se fai noutros lugares como en Ferrol, Pontevedra ou Lugo». Reyes apunta a que el problema de Santiago no está en la oferta de aparcamientos: «O problema é a demanda, porque as tarifas son moi caras. Eu entendo que a solución pasa por unha renegociación das tarifas dos aparcadoiros».

El PP apunta que hay que ajustar la zona ORA a las necesidades de la gente. «Se antes se daba unha posibilidade e agora iso é o que demanda a xente pois o que hai que facer é regular segundo as demandas dos veciños», afirma Agustín Hernández, al respecto de la rotación.

Otras soluciones que proponen desde la oposición son convertir el aparcamiento de Pontepedriña en disuasorio o construir el párking subterráneo público del Campus Sur.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Raxoi estudiará desde septiembre cambios en la ordenanza de la ORA