La Cámara de Comercio cerró el 2017 con un «moderado» crecimiento de su actividad

El vivero de empresas mantiene una tasa de supervivencia de sus empresas del 76 %


SANTIAGO / LA VOZ

La Cámara de Comercio de Santiago hace balance del pasado año en su memoria anual, destacando un «moderado» crecimiento en su actividad. Detalla las prestaciones derivadas de su acción: en concreto, 75 empresas del sector tecnológico recibieron ayudas a través del programa TIC-Cámaras. Alrededor de 2.300 alumnos tuvieron asistencia técnica en cursos y jornadas; y 123 sociedades se beneficiaron del programa de asesoramiento INNO-Cámaras, así como otras tantas participaron en diversas acciones de comercio exterior. Por el vivero de Costa Vella pasaron 170 empresas desde el 2006, y la tasa de supervivencia se mantiene en el 76 %.

La Cámara celebró siete conferencias en clave de actualidad, dentro del ciclo que la entidad programa cada año. A nivel europeo, participó en seis proyectos, siendo líder en uno de ellos, que abarcaba la temática de los jóvenes emprendedores y la regeneración rural.

El que fuera presidente del organismo durante veinte años, Jesús Asorey, relevado del cargo en abril de este año por José Sierra tras el proceso electoral, subraya en el prólogo de la memoria el «evidente e palpable» rol social de las Cámaras y llama la atención de las Administraciones como responsables de su supervivencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
TIC
Comentarios

La Cámara de Comercio cerró el 2017 con un «moderado» crecimiento de su actividad