Borrada la pintada de la Catedral de Santiago

La figura del siglo XII ya luce en Praterías sin el grafiti que emulaba a uno de los miembros del grupo Kiss. Mientras, se siguen revisando cámaras para tratar de identificar a los autores de la gamberrada


Santiago

La escultura de principios del siglo XII de la catedral de Santiago que ayer amaneció con unas manchas alrededor de sus ojos y una especie de bigote, imitando el maquillaje de guerra empleado por el batería de la banda estadounidense de hard rock Kiss, ya luce en Praterías casi en todo su esplendor. Tras horas de intenso trabajo, que se iniciaron ayer por la tarde y concluyeron a las 22.30 horas, los técnicos encargados del borrado liberaron a la figura del grafiti. Tan solo unos rastros en el rostro y en el libro que porta la iconografía apostólica ultrajada (donde se escribió el nombre de este grupo con su grafía típica) recuerdan que fue retocada. Unos restos sobre los que no se volverá a intervenir, como aclara el director de la fundación que se encarga de la promoción del templo, Daniel Lorenzo. Para eliminarlos habría que tocar el relieve de la pieza, algo desaconsejado tanto por su antigüedad como por las fisuras que presenta.

Para borrar la tinta se utilizó uno de los láseres empleados durante la intervención en el pórtico de la Gloria, además de papetas con disolvente. Antes de decidirse por esta solución se realizaron varias pruebas sobre mármol.

Daniel Lorenzo también explica que las lonas colocadas para proteger a la figura afectada, que tanto ayer como esta mañana despertó el interés de muchos curiosos, no se retirará hasta que sequen los trabajos realizados. 

Entretanto, las autoridades siguen revisando las cámaras que se encuentran en la zona para tratar de identificar al autor o autores de los hechos, que se enfrentan a multas de 6.000 a 150.000 euros por este ataque al patrimonio. La Policía Nacional hizo también un llamamiento a través de las redes sociales pidiendo la colaboración ciudadana para encontrar a los responsables de lo sucedido. 

Tras la primera valoración realizada ayer por parte de los expertos en restauración de la basílica compostelana y de los responsables de la Dirección Xeral de Patrimonio, todo indica que el dibujo fue realizado con un rotulador azul de punta gorda.

Más información

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Borrada la pintada de la Catedral de Santiago