Año y medio de cárcel por robar una bici de 1.800 euros e intentar venderla en Internet

La Policía Nacional recuperó el vehículo ocho días después de que el ladrón se lo llevase de un trastero de Santiago

.

santiago / la voz

Un año y medio de cárcel y, además, tener que pagar las costas del juicio. Esa es la pena que ha recaído sobre un hombre que robó una bicicleta de alta gama de un trastero y trató después de venderla a través de sus redes sociales. El Juzgado de lo Penal número 2 le impuso esta condena, que ahora ha sido confirmada por la sección sexta de la Audiencia Provincial, la que tiene su sede en Santiago.

Los hechos que han sido declarados probados sitúan el robo de la bicicleta, una Canyon Spectral 8.0 valorada en 1.786,82 euros, entre las 23.15 horas del 12 de junio del 2016 y las 9.15 horas del siguiente día. La sentencia asegura que el condenado forzó la puerta de acceso al trastero situado en el edificio de Santiago en el que residía la víctima y se llevó el velocípedo.

No fue muy cauteloso, porque el mismo 13 de junio del 2016 ya había puesto a la venta la carísima bicicleta que había obtenido como botín de su asalto. Utilizó para ello sus perfiles en redes sociales, lo que hizo que la Policía Nacional pudiera seguirle fácilmente la pista.

Tan solo ocho días después de que la víctima denunciase el robo, el 21 de junio, agentes de la comisaría compostelana recuperaban la bici y se la devolvían a su legítimo propietario.

Comenzó así una investigación judicial que sentó en el banquillo de los acusados al ladrón por un delito de robo con fuerza en las cosas. Tras la condena en primera instancia de 18 meses de prisión, el caco decidió presentar un recurso ante la Audiencia Provincial, que no solo no le ha dado la razón, sino que ha confirmado punto por punto todos los argumentos del Juzgado de lo Penal número 2.

Para argumentar el rechazo al recurso, el tribunal provincial resalta que el acusado no ha discutido que puso a la venta la bicicleta a través de sus redes sociales y que simplemente alegó que él no robó la bici, sino que se la había encontrado en la calle esa misma madrugada. La Audiencia no lo ve creíble, ya que no tendría sentido que el ladrón de un bien de importante valor asumiese el riesgo de sustraerlo para después abandonarlo «resultando por el contrario máximamente verosímil que quien tiene en su poder el bien y pretende lucrarse con el mismo pocas horas después de perpetrarse la sustracción sea el autor de la misma», señala la sentencia en sus fundamentos de derecho.

Una explicación no creíble

Además, sostiene la sección compostelana de la Audiencia Provincial que los argumentos con los que el acusado trató de exculparse «carecen de poder de convicción», dado que no quiso responder en la vista oral nada más que a las preguntas que le realizó su abogado defensor, pero no a las de la acusación, una actitud que en modo alguno casa con la de una persona que trata de explicar su inocencia respecto de unos hechos con los que se le relacionan de forma supuestamente injusta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Año y medio de cárcel por robar una bici de 1.800 euros e intentar venderla en Internet