Los jueces suman uno de Instrucción a su reclamación de nuevos juzgados

Vuelven a pedir la creación «urgente» de una sala más de Social y de una de Familia


santiago / la voz

Hasta ahora, han caído en saco roto, pero no por ello la junta de jueces de Santiago ha dejado de recordar a la sala de gobierno del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), año tras año y siempre por unanimidad, que la ciudad cuenta con muchos de sus juzgados saturados y que es necesario crear de forma urgente nuevas salas en algunas de las jurisdicciones.

Precisamente, son las jurisdicciones que afectan a aspectos y reclamaciones personales, y no a delitos propiamente dichos, las que soportan una mayor carga de trabajo y están más atascadas. Es el caso de los tres juzgados de lo Social que hay en Santiago. Son los que se encargan, por ejemplo, de tramitar pensiones, indemnizaciones por incapacidad o despidos -entre otras cosas- y en ellos hay casos que ya acumulan tres años de retraso. Una situación que se ha agravado este año tras la huelga de funcionarios de Justicia que se prolongó durante más de tres meses.

Los jueces compostelanos reclaman por ello crear el cuarto juzgado de lo Social, manteniendo además los dos Jueces de Adscripción Territorial (JAT) que refuerzan en la actualidad las tres salas existentes.

También califican como «urgente» dotar a Santiago de un juzgado específico de Familia, otra de las jurisdicciones más saturadas y que más afecta a las personas de a pie, ya que es aquí en la que se dirimen divorcios, pensiones a los hijos o su custodia. Ahora mismo, esta tarea recae en uno de los juzgados de Primera Instancia, que se dedica a estas funciones casi de forma exclusiva. No obstante, también está desbordado, por lo que de no dar el visto bueno a una sala especializada, los jueces reclaman al TSXG que al menos apruebe un juez de refuerzo.

La situación también es muy delicada en Contencioso-Administrativo, donde los dos juzgados actuales llevan también años saturados debido a que en Santiago se dirimen buena parte de las reclamaciones que se presentan contra la Xunta o las empresas públicas que dependen del Gobierno gallego. Contaron años atrás con un juez de refuerzo que, sin embargo, fue retirado después, lo que ha significado un aumento del trabajo acumulado. Por ello, los magistrados compostelanos reclaman que se vuelva a dotar a estas dos salas de un JAT.

La última de las reclamaciones que hacen los jueces de Santiago a la sala de gobierno del Tribunal Superior es la de crear un nuevo juzgado de Instrucción. Actualmente hay tres, pero hay que tener en cuenta que uno de ellos tiene adscrito un juez de refuerzo porque, además de asumir el caso Angrois, es el que dirime los asuntos de violencia machista.

Por ello, en caso de que la creación de la cuarta sala no fuese posible, la junta de jueces reclama que al menos se dote a los tres juzgados actuales de un refuerzo a mayores que permita desatascarlos.

Los abogados ven «inadmisible» el retraso en divorcios o asuntos laborales

La creación de nuevos juzgados es una de las reivindicaciones históricas del Colegio de Abogados de Santiago. Su decano, Francisco Rabuñal, coincide al cien por cien con las peticiones de la junta de jueces porque considera «inadmisible» el retraso que existe en Social o Familia «en asuntos tan sensibles para el ciudadano como divorcios, custodias de hijos o en asuntos laborales como las reclamaciones de cantidad por despidos, donde la espera es de entre dos y tres años», señala. Para los letrados, lo más urgente es contar con un juzgado especializado de Familia, además de mantener el mixto actual, así como otro de violencia de género y nuevas salas en Social y Contencioso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los jueces suman uno de Instrucción a su reclamación de nuevos juzgados