Javier Urra: «Los padres quieren que sus hijos siempre estén felices, y no es posible»

Afirma que para educar con criterio hay que explicarles lo que es importante


SaNtIaGO / LA VOZ

Javier Urra (Navarra, 1957) es psicólogo especialista en psicoterapia, pedagogo terapeuta y profesor en varias facultades de la Universidad Complutense de Madrid. Además, aunque en excedencia voluntaria, es psicólogo forense de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Urra ofrecerá este sábado en Compostela, en el marco de la 4ª Olimpiada de Robótica de Galicia, que se celebra en el edificio CINC del Gaiás, la charla «Educar con criterio y algo más», dirigida a padres y madres.

Lo esencial en la educación, explica el psicólogo, es explicar a los hijos «lo que es importante». ¿Qué es lo importante? Que aprendan qué es la vida, qué es la muerte, que aprendan lo que es la frustración, el esfuerzo, a relativizar. «Que sepan que se van a encontrar con alegrías y con penas». Y, sobre todo, el respeto a los demás.

El problema de muchos padres y madres, explica Urra, es que «quieren que sus hijos siempre estén felices, y no es posible». Su sufrimiento provoca sentimientos de culpa en los progenitores, que se sienten examinados por la sociedad. O que tratan de establecer una democracia en sus hogares, «cuando se necesita de una autoridad y de unas normas», que se castigan por trabajar demasiado o por no tener las prioridades adecuadas. Y la culpa, señala el experto, «no aporta nada y paraliza mucho». Móviles a una edad temprana, tiempo de juego ilimitado o dulces se emplean para mitigar este sentimiento. Se forman así los «pequeños dictadores». Pero también, sin llegar a ese extremo, los jóvenes que no son capaces de conectar con sus sentimientos, que no saben lidiar con la frustración o con la falta de objetivos al conseguir todo aquello que desean.

Sobre la incidencia de las nuevas tecnologías en la educación de los más jóvenes, el psicólogo no desea adelantar conclusiones. No obstante recomienda no demonizarlas. «Son una herramienta más, tenemos que enseñar a manejarlas». Si bien existen estudios que conectan su uso con una pérdida de la concentración o una minimización de nuestra capacidad memorística, Urra considera que no es posible todavía obtener conclusiones sólidas. Su uso diario es más reciente de lo que nos podría parecer. La alarma no es nueva. Existe, es verdad, el riesgo a una adicción, pero cada vez más familias reaccionan. «No se permite el uso en la mesa, por ejemplo, se controla el número de horas. También los amigos, las parejas, empiezan a reaccionar mal cuando una persona mira el teléfono cada dos minutos». Los comportamientos patológicos no siempre tienen que llegar causados por el abuso de una tecnología concreta, señala. «Un adolescente que tiene problemas para socializar puede recurrir a las redes sociales y encerrarse en el ordenador, el mal uso se crea entonces». El acoso escolar es otro ejemplo: «Si le enseñas a tu hijo que acosar está mal no lo hará ni en el colegio ni a través de Internet».

Urra desmiente que las familias acudan poco a los expertos cuando perciben un problema en casa, más bien al contrario. «Si los hijos no quieren ir al colegio, si no quieren estudiar, van a un psicólogo». Patologías como el síndrome del déficit de atención, explica, «se han hipertrofiado, muchos de los niños diagnosticados con los que trabajo no tienen realmente ese problema». Sí detecta, en cambio, otros problemas actuales en los que no se trabaja lo suficiente. Jóvenes «que tienen una gran desesperanza, no tienen un gran objetivo para la vida». O el machismo, en una sociedad en la que Urra detecta «un porcentaje de celos muy alto en los adolescentes de ambos sexos». Y, añade, «en la que los chicos piensan que porque les guste una chica ella tiene que aceptarlos, y en la que ellas obedecen porque creen que tienen la obligación de hacerlo».

El protagonista. Javier Urra es psicólogo forense de la Fiscalía del Tribunal de Justicia. Dirige el proyecto Recurra-GINSO para padres e hijos en conflicto.

El acto, hoy. Será a las 12.00 horas en el edificio CINC del Gaiás, durante la Olimpiada de Robótica de Galicia que organiza el Colexio Profesional de Enxeñería en Informática de Galicia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Javier Urra: «Los padres quieren que sus hijos siempre estén felices, y no es posible»