Retraso en la llegada de los 60 niños rusos acogidos por familias gallegas

La pérdida de un pasaporte de uno de los pequeños impidió coger el enlace de Madrid


Las familias gallegas que esperaban la llegada de los 60 niños rusos que pasarán el verano en sus casas volvieron a sufrir la desilusión de no ver llegar a los pequeños. La hora de llegada estaba prevista para las 8.40 de la mañana al aeropuerto de la Lavacolla, pero no fue así. Una de las niñas olvidó su pasaporte en el avión que los traía desde Moscú, y al no ser posible volver al avión por razones de seguridad hasta que fue inspeccionado por el personal de Iberia, se perdió el enlace que les traía desde el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid a Santiago. Manuel Borrajo, presidente de la asociación encargada de organizar el viaje, lamentó lo sucedido, y explicó que estaban buscando un autobús para traer a los niños a Galicia. Al perderse el enlace por una causa imputable al grupo y no a la compañía aérea, Iberia no estaba dispuesta a asumir el traslado ni a recolocarlos en otro avión.

La previsión es que los niños no lleguen a Santiago hasta, por lo menos, las siete de la tarde. El autobús llegará igualmente a Lavacolla para facilitar la recogida a las familias, desplazadas desde ciudades de toda Galicia. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Retraso en la llegada de los 60 niños rusos acogidos por familias gallegas