Enaire desvincula retrasos en la terminal compostelana de la falta de controladores en Barajas

La Voz

SANTIAGO

13 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El gestor de la navegación aérea, Enaire, ha desvinculado los retrasos que en el primer fin de semana de este mes registraron varios vuelos con origen y destino en Lavacolla de la falta de controladores en Barajas. En concreto, ante las demoras que acumularon varias operaciones el día 3, los controladores aéreos difundieron en redes sociales que esos retrasos estaban provocados «por falta de controladores». «La reducida dotación nocturna del centro de control de Madrid no es suficiente para atender la demanda de vuelos y @ENAIRE debe regular el tráfico», sostenían los controladores en su cuenta de Twitter ante las demoras en las conexiones gallegas.

Interpelados por el efecto que esa limitación de plantilla que denuncian los controladores puede tener sobre las operaciones en Lavacolla, Enaire aclara que no hay relación entre las dos circunstancias. «Además, el sector de aproximación a los aeropuertos gallegos está localizado en la misma torre de Santiago, y no es este», puntualizan desde la entidad pública empresarial. «La pasada noche del domingo 3 hubo algunos retrasos en ruta que nada tienen que ver con el aeropuerto de Santiago, porque la configuración de los sectores estaba diseñada para una cantidad de tráfico aéreo que luego fue superior por la meteo adversa en Europa. El tráfico aéreo se desplazó en hora por las tormentas y, por seguridad, se restringió esa zona debido a la cantidad de vuelos que pasaban», explican. Resaltan en Enaire que, por tanto, el motivo de esa regulación fue de capacidad del espacio aéreo disponible para atender tanto tráfico. «No era una cuestión de falta de personal», zanjan.