La asociación de pubs alega al catálogo para ampliar los locales de conciertos

La Xunta solicitó su colaboración en la redacción del documento y para los horarios


santiago / la voz

La Asociación de Hostelería Nocturna de Santiago presentó alegaciones al Catálogo de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Galicia, así como a la nueva orden que regulará los horarios de los establecimientos hosteleros. Sus alegaciones responden a la invitación cursada por la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior, con la que les abrió la posibilidad de presentar sugerencias para ambos documentos, que se están redactando para completar el desarrollo normativo de la Lei de Espectáculos, que entrará en vigor el próximo 2 de junio.

En cuanto al catálogo, los hosteleros de la noche proponen que se permita que «los bares, las cafeterías y los cafés-bar puedan tener música, en base a los decibelios que tienen autorizados», y que «la modificación del catálogo permita realizar en los establecimientos de hostelería nocturna de Compostela: actuaciones, conciertos, representaciones, eventos y, en general, cualquier tipo de actividad cultural que dinamice dicho sector y la actividad cultural de la ciudad». Los hosteleros matizan que dichas actividades estén sujetas a «medidas correctoras y las franjas horarias que garanticen también el descanso de los ciudadanos».

La asociación indicó que se trata de que sean autorizados conciertos de pequeño formato, pero en un horario menor al de la apertura del propio local. Así, en lo que se refiere a la modificación de los horarios, los hosteleros proponen que «los restaurantes cierren a las 2.30 horas; los bares, café-bar a las 3 horas; cafeterías, a las 3.30 horas; los pubs a las 5 horas; y por último, las discotecas a las 7 horas».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La asociación de pubs alega al catálogo para ampliar los locales de conciertos