Rueda lamenta la presión e influencia de una parte sindical «que quere que siga a folga»

Advierte a los trabajadores de Xustiza que la Xunta «tamén ten dignidade» y ve inaceptable que solo cobren horas extra para recuperar trabajo aquellos que hayan participado en la huelga

.

Santiago

Perplejo e indignado. Así ha descrito su estado de ánimo el vicepresidente Alfonso Rueda tras el enésimo fracaso de las negociaciones para desbloquear la huelga de la Justicia en Galicia. Y «arrepentido» también, confesó, por haber pensado que los cuatro sindicatos con los que fijó las bases de un acuerdo (SPJ USO, FeSP UGT, CSIF y CC.OO.) iban a mantener su opinión y por no «calibrar» la fuerza y la influencia de los otros tres (Alternativas na Xustiza CUT, STAJ y CIG) entre los que ve una clara intención de que «siga a folga». Cuestionado sobre el motivo por el que el Gobierno negoció previamente solo con cuatro centrales, Rueda consideró que era una duda que debían de despejar los propios portavoces.

El también conselleiro de Xustiza, que ofreció la rueda de prensa posterior al Consello da Xunta por ausencia de Feijoo, trató de rebajar la tensión y evitó valorar los comentarios posteriores de los portavoces de las centrales, pero insistió en que los cuatro sindicatos con los que mantuvieron contactos previos para preparar la reunión que pudo ser definitiva se sentían «cómodos», hasta que la propuesta fue abordada en una reunión conjunta.

Rueda lamentó la situación en la que se están viendo envueltos todos los ciudadanos gallegos, los que trabajan en el sector y tuvo palabras para aquellos empleados públicos que no están de acuerdo con la huelga y a los que, a su juicio, no se les está consultando ningún aspecto del conflicto. En todo caso, advirtió que hoy se produjo el pico más bajo de participación.

La última propuesta de la Xunta se difundió en el día de hoy internamente para que los funcionarios conozcan «o esforzo» realizado, y fue muy crítico con la propuesta de que solo aquellos trabajadores que hayan participado en la huelga puedan acceder al plan para recuperar el trabajo acumulado, que supondría el cobro de horas extraordinarias. «A sociedade non o entendería», sentenció. La Consellería de Xusztiza ofreció ayer un aumento, gradual en tres años, de 135 euros al mes para los gestores, 127 para los tramitadores y 122 para los cuerpos de auxilio. Los sindicatos reclaman 140 euros lineales. 

Lo que la huelga en la justicia se lleva por delante

josé manuel pan
.Concentración de funcionarios de A Coruña y Ferrol ante la sede del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, en A Coruña
Concentración de funcionarios de A Coruña y Ferrol ante la sede del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, en A Coruña

Miles de juicios y trámites están paralizados por el paro, que deja sin ingresos a abogados y a procuradores

«Moitas folgas arránxase no segundo mes». Esa frase de ánimo lanzada por un sindicalista a los funcionarios de Justicia en una asamblea para explicar el estado de las negociaciones no se ha cumplido. Han pasado dos meses, ha pasado también la huelga de Santiago que iba a ser «un punto de inflexión», y el conflicto no solo no se ha arreglado, sino que ha empeorado. La situación es muy grave. La Justicia está prácticamente paralizada en Galicia. Es una situación inédita que está causando grandes perjuicios a los ciudadanos y a los propios profesionales de la Justicia, en especial a abogados y procuradores, que están empezando a ver dañadas sus economías ante la falta de asuntos.  

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Rueda lamenta la presión e influencia de una parte sindical «que quere que siga a folga»