O Cebreiro: un negocio en cada casa


lugo / la voz

En O Cebreiro, la primera población lucense del Camino Francés, hay prácticamente un negocio en cada casa. Todos ellos están orientados a peregrinos y turistas y los regentan varias familias, que han ido ampliando su capacidad de trabajo en los últimos años en función del crecimiento de la demanda y de las exigencias. De los 14 edificios habitados que integran el poblado prerromano, solamente tres son viviendas particulares. En ellas residen una médica, un matrimonio que estuvo emigrado en Suiza y un jubilado, que no desarrollan ninguna actividad que requiera licencia y que en más de una ocasión han visto invadidos sus espacios.

Hasta no hace mucho eran cuatro las viviendas de uso exclusivamente privado, pero al fallecer el morador de uno de estos inmuebles sus herederos lo reconvirtieron en hospedaje. En el resto hay tiendas de alimentación (una de ellas en un hórreo que escapa de este cómputo) o de recuerdos; hay cinco restaurantes; ocho que ofrecen camas -cuarenta en total, excluyendo las públicas del albergue de la Xunta- y un establecimiento que funciona solamente como bar.

En alguna de las casas ejercen varias actividades dirigidas a peregrinos o a turistas -restaurante y habitaciones o tienda- porque en O Cebreiro conviven estas dos vertientes del negocio. En invierno predomina el turismo, parte de él relacionado con la nieve y las estancias familiares de un día o de un fin de semana. Según algunos empresarios de esta localidad, los fines de semana se ven empañadas por las multas que la Guardia Civil impone a los conductores que dejan los coches aparcados en la carretera y no permiten el paso de las quitanieves. «Esos días -confesó un hostelero- las cajas se resienten hasta en un 80 %». Este es uno de los problemas derivados de la falta de aparcamientos acondicionados para días en los que se acumula la nieve. El resto del año la principal fuente de ingresos de los negocios de O Cebreiro son los peregrinos.

¿La principal fuente de ingresos de O Cebreiro son los turistas o los peregrinos? Los empresarios dudan en su respuesta. «Los peregrinos -señaló uno de ellos- si van solo con la mochila llegan, comen y no se paran a comprar un queso o un recuerdo que aumente el peso de su equipaje. Ahora en que muchos llevan coches de apoyo sí consumen algo más, casi como los turistas».

Circuito turístico

O Cebreiro también forma parte de un circuito turístico que empieza en Oporto, donde aterrizan una vez a la semana los aviones con pasajeros procedentes de diferentes partes del mundo. Se reparten en autobuses que sigue una ruta fija: Santiago, O Cebreiro, la Catedral de León, el museo Guggenheim, la Sagrada Familia, Lourdes y Roma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

O Cebreiro: un negocio en cada casa