El 10 % de los atestados que tramita la Policía Local son por alcoholemias

El número de positivos en los controles se mantuvo en el 4,4 % en los dos últimos años


santiago / la voz

Tras décadas de lucha contra el binomio mortal que forman alcohol y conducción, la batalla sigue estando en todo lo alto. En España, en Galicia y de forma muy notable en Santiago gracias a la total implicación de la Policía Local compostelana, que tiene entre sus objetivos principales el lograr rehabilitar a todos aquellos ciudadanos que aún siguen poniéndose al volante pese a haber bebido. Un pilar fundamental de este combate lo forman las constantes campañas de sensibilización, especialmente entre los más jóvenes. El otro corresponde a los controles de alcoholemia, que no paran de aumentarse cada año. No en vano, el 10 % de todos los atestados que tramita el cuerpo de seguridad municipal son por alcoholemias positivas, una cifra elocuente que está muy por encima de la del resto de expedientes por otros delitos contra la seguridad vial, como conducciones temerarias o sin carné, que tan solo representan un 2 %.

En el 2017 fueron 5.500 las pruebas de alcoholemia que tuvieron que pasar los conductores. Supone un 14,5 % más que en el año anterior, cuando esa cifra se quedó en 4.800. Lo que no ha variado es el número de positivos, que en los dos ejercicios se situó en el 4,4 % del total. Tampoco hay grandes variaciones en lo que respecta al número de infracciones que derivaron en diligencias penales y las que fueron solo faltas administrativas.

Las primeras, las que por ser más graves implican consecuencias penales, representaron en el 2017 un 33 % de los positivos, por un 67 % de las que fueron solo expedientes administrativos. Unas cifras que en el 2016 fueron de un 34 y un 66 por ciento, respectivamente.

Lo que sí ha experimentado una evolución negativa de un año al otro ha sido el número de conductores que dieron positivo en el control de alcoholemia tras verse implicados en un accidente de tráfico, ya que en el 2016 fueron el 5,46 %, mientras que en el 2017 subió notablemente hasta situarse en el 8 %. Un dato que, en opinión del inspector Pena, uno de los expertos con los que cuenta la Policía Local en este ámbito, no hace más que confirmar que «es necesario seguir en la línea actual e incidir en los controles de alcoholemia en las calles para que los conductores sepan que pueden tener que someterse a una prueba en cualquier momento», señala.

La intención, añade el inspector Pena, «es hacer más controles, pese al esfuerzo que eso supone para el cuerpo [que tiene 40 agentes menos de los que debería], porque el objetivo que nos hemos marcado es llegar a un cero por ciento de positivos».

En esa batalla tampoco se olvidan de las campañas de sensibilización. Este año, la Policía Local ha lanzado una nueva y exitosa que cuenta con un vídeo en el que se marcan los mayores peligros al volante y entre los que, además del alcohol y las drogas, está también el uso de los teléfonos móviles.

5.500

Alcohol

Número de pruebas efectuadas el año pasado, de las que un 4,4 % fueron positivos.

180

Drogas

Total de test de estupefacientes a conductores. De ellos, 51 dieron positivo, el 28,33 %.

8 %

Positivos en accidentes

Porcentaje de conductores que dieron positivo en el control tras sufrir un accidente.

Cannabis y cocaína suponen el 70 % de los positivos por drogas y suben con fuerza los opiáceos

Desde el 2013, la Policía Local de Santiago ha sumado las drogas a los controles que realiza a los conductores. Cada año se están intensificando estas pruebas, que en el 2016 fueron 134 y el ejercicio pasado aumentaron hasta 180. En este mismo período también han aumentado el porcentaje y la gravedad de las infracciones, ya que si hace dos años hubo 31 positivos, el 23,1 % y todos administrativos, en el 2017 fueron 51, el 28,33 %, y tres de ellos implicaron además diligencias penales.

Cannabis y cocaína están todos los años a la cabeza. El año pasado, de los 51 positivos por drogas en conductores 30 habían consumido la primera sustancia, lo que supone el 44,12 % del total de positivos. Otros 18 habían tomado coca antes de ponerse al volante, un 26,47 % del total. Entre ambas sustancias suman 48 positivos, el 70,6 %.

En ese ránking de sustancias estupefacientes consumidas por conductores a los que detectó la Policía Local compostelana han experimentado un notable aumento los opiáceos, entre los que se encuentra la heroína. En el 2016 hubo cuatro casos, el 10,53 %, que el año pasado aumentaron a once, casi seis puntos más hasta el 16,18 %.

Mayor ha sido incluso el incremento de los positivos por consumo de anfetaminas. De no registrarse ningún caso en el 2016 se ha pasado a siete casos el año pasado, el 10,29 % del total. Finalmente, el último puesto del ránking lo ocupan las metanfetaminas -sustancias como el MDMA-, que tanto en el 2016 como en el 2017 sumaron dos positivos, el 5,26 % del total el primer año y el 2,94 % el pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El 10 % de los atestados que tramita la Policía Local son por alcoholemias