La falta de acuerdo complica el futuro de la nueva depuradora

La oposición urge una solución definitiva para la nueva planta de tratamiento

.

santiago / la voz

Entre la decepción y la preocupación. La decepción del alcalde y la preocupación del director de Augas de Galicia. Así concluyó ayer la reunión que Martiño Noriega había solicitado con el organismo autonómico y con Acuaes, entidad del Ministerio de Medio Ambiente, para exponerles la alternativa de Compostela Aberta (CA) a O Souto para ubicar la nueva depuradora. Y esa propuesta la dejaría en Silvouta, donde está la actual, pero con una planta nueva, más pequeña, tecnológimante más avanzada, más económica y con menor impacto ambiental que O Souto, sostiene.

Pero tras más de dos horas de reunión no hubo ni un ápice de aproximación. De ahí la «decepción» de Noriega, que no esperaba la «rixidez» de Acuaes y Augas de Galicia, y no ya específicamente con la propuesta municipal, sino incluso con el mantenimiento de las condiciones del convenio para O Souto rechazado por el pleno. Noriega reclama una oportunidad para su alternativa. «Avalada academicamente, debera estudarse», dijo frente a las otras Administraciones, a las que ve «instaladas en coordenadas de trágala». Pero el regidor no se resigna ante la que califica de postura «inmobilista» y hoy mismo solicitará una reunión con la presidencia de Acuaes y la Secretaría de Estado de Medio Ambiente. Porque aun entendiendo que ambos organismos asistieron a la reunión de ayer «mandatados», la decisión es de más arriba.

Y es ahí donde Noriega quiere solventar el debate sobre si es necesario estudio de impacto ambiental en Silvouta. Con el actual uso del suelo llegaría con uno reducido (estaría en 3 meses), dice. En Ciudad Real fue reducido, y plantea por qué no vale para Santiago lo que es aceptable en otras ciudades. Las otras Administraciones defienden que se requiere completo y eso son dos años y el riesgo alto de perder los fondos europeos (60 % de la obra).

Tiempo y financiación. Eso es lo que esgrimen Acuaes y Augas, que sostienen que esos dos años, y sin otras complicaciones, condicionarían una parte muy importante de esos fondos, cuando no su totalidad. Entienden que no es el momento de nuevas alternativas, salvo que sea el Concello el que asuma el riesgo de la pérdida de fondos. «Ese riesgo es muy grande, pero si el Ayuntamiento estuviese dispuesto a asumirlo con cargo a sus presupuestos ahora estaríamos pasando a un debate meramente técnico», dice la directora de Acuaes, Aránzazu Vallejo. También reclamó compromiso municipal ante ese riesgo el director de Augas de Galicia. Roberto Rodríguez salió de la reunión «moi preocupado», llamando a la «responsabilidade» de Raxoi y apuntando que «partir do escenario de que non hai que tramitar ambientalmente é como facer trampas ao solitario».

Martiño Noriega: «Chegado o momento botaranse contas»

Acuaes y Augas de Galicia están dispuestos a «converger» con el Concello. Pero en O Souto. Esa es la ruta que mantienen ambos organismos. La opción de Silvouta sería volver dos años atrás cuando la dotación de una estación depuradora para Santiago con fondos europeos ya va tan ajustada. Y piden a Raxoi que reflexione, pero con prontitud. «Porque ya vamos algo justitos de tiempo», y con la «espada de Damocles del procedimiento sancionador» . Vallejo sostiene que «esas son las cosas que cada uno debe poner en la balanza». Cualquier decisión estará ahora pendiente de esa reunión con el ministerio, pero Noriega, que cuestiona la seguridad jurídica de la opción de O Souto, defiende que si es legítima la postura de ambos organismos también lo es «que nós entendamos que estamos obrigados a explorar novas vías». Y «chegado o momento botaranse contas», dijo en respuesta al riesgo de pérdida de fondos, «aínda que iso está por ver».

La oposición urge una solución definitiva para la depuradora

Populares, socialistas y nacionalistas sostienen que es el momento de tomar una decisión

Rosa Martínez

La oposición municipal coincide en que se acaba el tiempo para tomar una decisión sobre la futura depuradora. Tras la reunión de ayer entre el alcalde y responsables de Augas de Galicia y de Acuaes, populares, socialistas y nacionalistas salían a la palestra esta mañana con muchas preguntas y una preocupación común, la posible pérdida de fondos de la Unión Europea,con los que en principio se cuenta para financiar el 60 % de la obra. El PP, que considera que el gobierno local está "escondido" desde que presentó su alternativa para mantener la depuradora en Silvouta, le reclama explicaciones sobre  cuánto les subirá el recibo a los ciudadanos si se pierden esos fondos, mientras que los socialistas y nacionalistas,que miran tanto al PP como a Compostela Aberta como corresponsales del retraso que acumula la proyección de este equipamiento, piden que se aclare si es posible la alternativa de Silvouta sin un estudio completo de impacto ambiental, pero también insisten en que el reloj corre y se requiere ya una decisión. Tanto Paco Reyes como Rubén Cela coinciden además en preguntar por que CA tardó dos años y medio en formular una alternativa para O Souto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La falta de acuerdo complica el futuro de la nueva depuradora