La calidad de las aguas para el baño del río Furelos enfrenta al Concello con vecinos de Melide

La alcaldesa matiza las analíticas oficiales de Sanidade


santiago / la voz

En plena cuenta atrás para la campaña de las comprobaciones sobre la calidad de las aguas aptas para el baño, la Asociación Veciñal Melidá ha reclamado al Ayuntamiento que dé explicaciones sobre el informe oficial de Sanidade, en el que consta que las aguas de la playa fluvial del río Furelos tienen una clasificación sanitaria de «insuficiente» durante los años 2016 y 2017, pese a que durante el último verano, la zona estuvo abierta con el beneplácito del Concello de Melide.

La asociación solicitó por escrito el pasado martes explicaciones de «como é posible que a información dada aos bañistas fose dunha calidade de auga suficiente nas dúas tempadas nas que se fai referencia, contradicindo a clasificación feita polo organismo competente».

«Agardamos que o Concello de Melide faga todo o necesario para solucionar este grave problema que, ademais das súas preocupantes consecuencias sanitarias, podería ser nefasto para a economía local e para o sector turístico se finalmente non se soluciona e se clausura a zona de baño do Furelos», señala el colectivo vecinal. Esta asociación también pide explicaciones al Concello sobre las causas de la mala calidad de las aguas y las medidas que debería tomar para solucionar estos problemas.

La regidora de Melide, Dalia García Couso (PP), matizó ayer las conclusiones del informe oficial de la Consellería de Sanidade que constata la insuficiente calidad de las aguas. Afirma la alcaldesa que el resultado de estos informes se realiza con las muestras recogidas a lo largo de cada año, pero que esto no quiere decir que el agua tuviese una calificación sanitaria insuficiente durante los tres meses del período estival. De hecho, Couso declaró tajantemente que «nunca houbo un pico de contaminación» durante el período en el que la playa fluvial permaneció abierta para los bañistas, y resaltó que durante este tiempo hubo un incremento en el número de controles de salubridad.

La regidora señaló que permitir el baño sin garantías sería «unha irresponsabilidade» que, insistió, el Concello de Melide no ha cometido. También añadió Dalia García que los controles de las aguas fluviales los realizan los técnicos de la Xunta sin aviso previo, por lo que es impensable que no se hubiese tomado medida alguna si estas conclusiones fuesen negativas.

La regidora reconoció que el Furelos tiene problemas de «contaminación difusa» y apuntó que este río también discurre por el vecino municipio de Toques. García, que avanzó que mañana hará públicas las analíticas del agua del verano, ve razones políticas en la denuncia vecinal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La calidad de las aguas para el baño del río Furelos enfrenta al Concello con vecinos de Melide