La parcela de Xoán XXIII es «pouco eficiente» en términos económicos


La activación del suelo de Castiñeiriño significa a su vez que la parcela de Xoán XXIII seguirá vacía unos cuantos años más, porque básicamente no hay proyecto que sostenga una actuación en un punto tan delicado. La propiedad es de la Xunta, que hizo su primer anuncio al respecto hace más de una década, cuando el BNG estaba al frente de Vivenda. Su objetivo era hacer cuarenta estudios de una habitación para alquilar a jóvenes de menos de 35 años, con un coste de 2,6 millones de euros.

Pero para la actual Administración, esos no son unos parámetros razonables para vivienda pública. Esa iniciativa inmobiliaria requeriría ejecutar un mínimo de dos plantas de garaje, distribuir la edificabilidad en dos volúmenes, incrementar la superficie destinada a espacios de circulación y acondicionar unos espacios interiores de la parcela con un tratamiento adecuado. «Polo tanto, ademais de ser unha construción pouco eficiente desde o punto de vista dos recursos públicos, non se adapta á demanda de vivendas para familias, e polo tanto, de dous e máis dormitorios», argumentan en Vivenda.

Operaciones frustradas

La Xunta vio con buenos ojos una iniciativa formulada por el anterior alcalde, Agustín Hernández (PP), que en el 2014 propuso hacer una permuta y entregarle este terreno para su uso libre a una constructora, que a cambio se encargaría de levantar dos edificios con 36 viviendas públicas en unas parcelas del Instituto Galego da Vivenda e Solo, también en el entorno de Lamas de Abade.

Tras las elecciones municipales, la corporación de Martiño Noriega frenó la operación por considerar que no tenía sentido reservar las mejores parcelas de la ciudad para la iniciativa privada y enviar a las familias más desfavorecidas lejos del centro.

Tres años después, la parcela sigue vacía, pero ahora la Xunta le reprocha al Concello que en los últimos meses haya intentado hacer operaciones de venta de suelo en Romero Donallo y en el Camiño Francés, sin éxito. El edil Jorge Duarte aseguró a La Voz en enero que esos ingresos (casi cinco millones de euros) se podrían destinar a urbanismo o vivienda protegida. «Non se ten noticia, polo momento, de que eses proxectos saísen adiante», aseguran en Vivenda, que además recuerda que también está facilitando el acceso al centro de las ciudades a las familias con menos recursos al activar una línea de actuación que incide en la rehabilitación de cascos históricos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La parcela de Xoán XXIII es «pouco eficiente» en términos económicos