La Xunta ya solo se explica la huelga de justicia por intereses sindicales

Las centrales preguntarán mañana a los trabajadores si aceptan rebajar el listón económico

.

Santiago

La jornada 42 de huelga en la Justicia de Galicia huele a preparativos para un desenlace a corto plazo. Tras la reunión frustrada del lunes, la Xunta insiste en que la última ha sido la «oferta final» en el plano económico, y mantiene las condiciones de resolución del conflicto, con el compromiso de mantener su nivel salarial respecto a otras autonomías y la compensación con horas extra para recuperar el trabajo acumulado, atenuando de paso los recortes en la nómina provocados por los paros. Por eso ya solo se explican el «enrocamiento» del comité y de sus portavoces por las tensiones internas que generan en los propios sindicatos las elecciones del próximo año, sensación «persoal» que dejó caer esta mañana el director xeral de Xustiza, Juan José Martín. Fue en una rueda de prensa para explicar la propuesta de la Administración, que no tiene intención de moverse hasta que la otra parte «reflexione».

Los representantes de los trabajadores, por su parte, han decido organizar una votación mañana en los centros de trabajo para decidir si aceptan una rebaja del umbral económico que exigen -190 euros lineales para todos los cuerpos- o si se mantienen firmes en una cifra a la que Xunta no va a llegar «en ningún caso». De acceder a un nuevo objetivo más cercano podría cuajar el acuerdo, toda vez que el resto de los asuntos que no tienen que ver con el sueldo se dan por superados o encauzados. La reacción de los sindicatos de trasladar al conjunto de los trabajadores los términos de la negociación ha sido bien recibida en San Caetano, ya que la idea inicial anunciada por las centrales era azuzar nuevas movilizaciones para profundizar en el conflicto, que ya cumple seis semanas y que está teniendo unos perjuicios graves y directos entre los ciudadanos. La Xunta admite que el seguimiento de la huelga sigue siendo «importante», aunque en esta semana ha bajado «un par de puntos» respecto a la semana anterior.

Los sindicatos de Justicia rechazan otra subida y la garantía de su nivel salarial

Juan Capeáns
Xustiza, ¿última negociación? Xunta y sindicatos retoman la negociación en Santiago tras más de un mes de paro. Mientras, las protestas siguen en puntos como Lugo, donde se ha organizado una caravana de vehículos

Por primera vez en 41 días fue la Xunta la que se levantó de la mesa de negociación

Algo ha cambiado, pero todo sigue igual. La jornada 41.ª de huelga indefinida de los empleados públicos de Justicia no fue la última, y los perjuicios para los ciudadanos seguirán acumulándose en las próximas fechas y con consecuencias impredecibles. Y todo a pesar de los avances reconocidos por ambas partes en los puntos de fricción que no tienen que ver con las remuneraciones económicas.

El nuevo escenario viene marcado por una actitud de firmeza de la Xunta, que escenificó con contundencia que su oferta era la sexta y última. Sus representantes, adscritos a los departamentos de Vicepresidencia, Xustiza y Función Pública, se levantaron a media tarde de la mesa de negociación al recibir la negativa de los representantes de los empleados. Los sindicatos permanecieron reunidos una hora y media más, pero no se movieron de la posición matinal, y a pesar de que la reacción fue menos airada que en ocasiones anteriores, lo cierto es que no se movieron de los 190 euros mensuales en los que instalaron hace tiempo. Los puentes de diálogo quedaron rotos por enésima vez y sin nueva fecha por delante.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La Xunta ya solo se explica la huelga de justicia por intereses sindicales