El March Madness de Blanca Millán

La jugadora compostelana conquistó el título de la East Conference con las Black Bears de Maine y fue elegida mejor jugadora de la final

.

santiago / la voz

El lunes se conocerán todos los emparejamientos del March Madness, la fase final de la NCAA, la liga universitaria de Estados Unidos. Están los 64 mejores colectivos, que lucharán por el título en eliminatorias a partido único. Como en el tenis. Y entre esos 64 contendientes se ha clasificado la modesta Universidad de Maine, con su plantel de las Black Bears abanderado por la compostelana Blanca Millán.

Fueron las mejores en la liga regular de la East Conference, también en los play off hasta conseguir el título en la final, ante Hartford, 74-65. La anterior conquista de Maine se remonta al año 2004. Y esta tiene el valor añadido de haber roto los pronósticos, con un grupo muy renovado, quizás falto de experiencia pero sobrado de química.

Curso de distinciones

Esta temporada Blanca Millán no ha parado de sumar distinciones individuales y colectivas. Empezó con un récord, ante Harvard. Anotó 12 de sus 13 lanzamientos de campo, la mejor marca en la historia de las Black Bears. Después llegó el galardón que la corona como la mejor jugadora de la conferencia. En el partido ante Hartford anotó 22 puntos, 18 de ellos tras el descanso. La mejor de la contienda.

Pero con lo que más disfruta es con los éxitos del equipo, con mención especial para la conquista de la East Conference: «Hacernos con el título supone cumplir el objetivo que nos planteamos inicialmente, aunque no estuviésemos en las quinielas. Nosotras sabíamos que podíamos llegar y, trabajando duramente, lo hemos conseguido. Es un logro para el equipo y la Universidad, es reafirmar que el programa funciona, confiando en nosotras, apostando por este equipo. Este título es el reconocimiento al trabajo bien hecho».

Ahora las Black Bears tienen la oportunidad de subir nota en el March Madness, el examen que todos quieren hacer. Así lo encara Millán: «No tenemos límite, pero sabemos que son los mejores equipos de América en una liga muy competitiva, con rivales que tienen altísimos recursos económicos, más tradición y jugadoras increíbles. Iremos a por todas pero, sobre todo, a disfrutar. Para nosotras es un gran regalo poder participar en el March Madness. Ojalá nos toquen equipos similares».

Blanca Millán solo ha defendido dos camisetas desde que empezó a jugar al baloncesto, con siete años. Durante diez fue creciendo en el Peleteiro, con el que llegó a disputar fases finales del Campeonato de España. En Maine le han bastado dos cursos para convertirse en uno de los pilares del equipo. Y tiene otros dos por delante para seguir añadiendo éxitos.

Cuando empezó la aventura universitaria expresaba un deseo, el de llegar algún día a ser jugadora profesional. A ser posible, en la WNBA. Hasta la fecha, ha ido superando todas las metas que se fue poniendo por el camino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El March Madness de Blanca Millán