El sueño sueco que subió la tensión con entradas agotadas

Mando Diao llenan la Capitol antes de actuar en junio en el Monte do Gozo


santiago / la voz

Santiago notó la ausencia de Gustaf Nóren. El que fuera cantante de Mando Diao desde la creación del grupo, en 1995, hasta el 2015 daba a la banda sueca una potencia melódica que ahora sustituye con sus éxitos más roqueros. Tuvieron oportunidad de comprobarlo quienes llenaron la playa de Riazor en agosto del 2015 durante la primera visita de la banda a Galicia. Björn Dixgård, con una voz más ronca y menos pulida que la de su antecesor al frente de la formación, logró conquistar la noche del sábado al público de la Capitol a base de carisma y sonidos contundentes en el concierto de cierre de la gira de Good times.

Fue poco a poco, igual que su carrera. La temperatura de la sala de conciertos fue aumentando a medida que los cuatro miembros de la banda repasaban algunos de sus éxitos y dejaban con la miel en la boca de otros a parte de su público más fiel. Es la ventaja de ser un grupo que solo ha conseguido incrementar su fama con cada uno de sus discos hasta los festivales más importantes de todo el mundo, incluido O Son do Camiño, que se celebrará en junio en el Monte do Gozo, cartel en que aparecen en las letras grandes.

Sus fans ya lo sabían. Los que los habían visto previamente y los que no. Por eso agotaron todas las entradas con días de antelación y abarrotaron la sala con ganas de pasarlo bien. Los suecos les respondieron arrastrándolos a Good times, su último trabajo, con la expectación de fondo de baladas como Ochrasy o Mr Moon, y temas cañeros como The band o You got nothing on me. Y cumplieron: regalaron a los asistentes una versión de Gloria que los hizo saltar y cantar hasta desgañitarse, y una despedida a ritmo de Dance with somebody gritada a medias que ya nadie les podrá quitar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El sueño sueco que subió la tensión con entradas agotadas