El PSOE expulsa a Antón Barba por no tomar posesión de su escaño

Los socialistas tienen vacante su cuarta plaza en Raxoi desde la dimisión de Tobar en mayo del 2016


santiago / la voz

El PSOE ha expulsado a Antón Barba, el número 5 de su candidatura en Santiago y quien en el último año y medio ni ha tomado posesión ni ha renunciado al escaño que dejó libre la número 2, María José Tobar, en mayo del 2016, solo diez meses después de estrenarse en política. Desde entonces, los socialistas arrastran una vacante que ha menguado su peso específico en la corporación y que los populares han utilizado para aguijonearlos en los últimos meses.

La nueva dirección del partido le abrió expediente a principios de enero precisamente por su reiterada negativa a tomar posesión de esa acta y hace días decidía su expulsión. Y sin posibilidad de regreso, precisa el secretario gallego de organización del PSdG, José Antonio Quiroga, por el «prexuízo» que su «actitude intolerable de secuestro da vontade da cidadanía» ha causado a la agrupación de Santiago. Una falta grave, según el partido, que ha concluido con la baja en sus filas de un histórico militante en Compostela, pero que no resuelve el problema de la ocupación del escaño. Porque este es nominativo y, salvo renuncia de Barba, el vacío continuará al no haber nada legislado sobre la obligatoriedad de que tome posesión.

Pero los socialistas ya trabajan en otro frente. Están estudiando la presentación de un recurso ante la Junta Electoral Central para que le reclame el acta. Según Quiroga, el órgano electoral «non tiña prescrito este tipo de anomalías», pero «entendemos que situacións coma estas non se deben perpetuar e se lle debe reclamar a acta», porque si bien esta «é nominal, non é del».

Un relevo complicado

En ese caso se verán con otra situación complicada, porque la número 6 de la lista, Beatriz Estévez, se descubría como activa militante a favor de Podemos, a la vez que afiliada en el PSOE, por las mismas fechas en que Tobar renunciaba a su escaño. Pero ese ya sería otro problema, dice Quiroga, en sintonía con el secretario provincial de organización, José Manuel Lage, quien defiende que con esta resolución el PSOE ha puesto «punto final a unha situación esperpéntica que só podía resolverse co correspondente expediente disciplinario e a consecuente expulsión».

Que el relevo de Tobar iba a ser complicado ya se vio desde el momento en que se conoció su renuncia, la situación de Beatriz Estévez y la incompatibilidad de Antón Barba. Este era el siguiente en la lista. Pero no puede simultanear un cargo político con uno laboral en la misma Administración. Y Barba es funcionario en Raxoi. Asumir el escaño implica solicitar la excedencia, y el grupo municipal solo dispone en este mandato de una dedicación exclusiva completa y otra parcial, ocupadas por Paco Reyes y Gonzalo Muíños. Los socialistas buscaron entonces resquicios legales que permitieran esa compatibilidad e indagaron otras posibilidades, sin alterar la disposición de las dedicaciones exclusivas ya fijadas, una posibilidad que llegó a plantear Antón Barba cuando ya las relaciones con Reyes se habían tensionado y lo invitó a asumir responsabilidades por los malos resultados del 2015 para el PSOE.

Barba, cuyo nombre suena en cada pleno municipal, cuando se le llama a tomar posesión del escaño, evitó ayer comentar su expulsión y dijo desconocer un expediente en el que inicialmente se le notificó que había perdido la condición de afiliado al llevar tiempo sin abonar su cotización, pero también la expulsión, según fuentes del partido.

Leiceaga descarta ser candidato

El portavoz parlamentario del PSdeG, Xaquín Fernández Leiceaga, aprovechó ayer su participación en un desayuno informativo organizado en Santiago por el Fórum Tribuna Europa para descartar que pueda ser el candidato socialista a la alcaldía de Compostela. El político socialista dejó claro que la labor que desempeña actualmente en la Cámara gallega es la que quiere «hacer». «Entre otras cosas porque me comprometí con los ciudadanos a hacerla. Por tanto, ese es mi empeño y mi horizonte», zanjó. Por su parte, Gonzalo Caballero, que lo presentó en el acto del Hostal, aseguró en el coloquio posterior que Leiceaga «sería un magnífico presidente de la Xunta, sería un magnífico conselleiro de Economía y sería un magnífico alcalde de Compostela». Escuchado esto, el portavoz parlamentario replicó, en broma, que el secretario de los socialistas, censado en Vigo, no vota en Santiago. «Afortunadamente en el PSdeG, y no lo digo por Gonzalo sino con carácter general, el secretario general no decide sobre estas cosas», precisó Leiceaga en su intervención.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El PSOE expulsa a Antón Barba por no tomar posesión de su escaño