Santiago y Segovia, de los títulos a la supervivencia

Dos clásicos del fútbol sala se reencuentran este viernes en Sar


El viernes vuelve la Primera División de fútbol sala a Sar, tras el paréntesis del Campeonato de Europa de selecciones, con un duelo de históricos que conocieron tiempos mejores, incluso títulos, y que se han visto obligados a una durísima reconversión económica: el Santiago Futsal y el Segovia Futsal. En 2010 libraron una intensa y reñida eliminatoria de cuartos de final de la Copa de España en ese mismo escenario.

Distintos caminos

Los compostelanos pasaron por un proceso concursal para reestructurar su deuda y ahora luchan a brazo partido por la permanencia en la categoría, con un presupuesto austero en el que tienen que dedicar una parte a los compromisos de pago asumidos en el convenio de acreedores. Los segovianos renunciaron a su plaza en la máxima categoría en el verano del 2013. Su presidente, por aquel entonces, calculaba que sin poder hacer frente a un presupuesto de al menos 800.000 euros arrojarían la toalla, como así sucedió. El club se refundó y tras cuatro cursos en la división de plata retornó a la élite.

El equipo de la ciudad del acueducto arrancó esta campaña con un plantel sostenido por cuatro veteranos de largo recorrido en la élite: el portero Cidao, el cierre Carlos Muñoz y los alas Borja Blanco y Alvarito. Estos dos últimos causaron baja en el mercado de invierno. Borja Blanco recaló en la Luparense. En su lugar llegó el cierre zurdo brasileño Gavá, que conoce la competición española tras su paso por el Santa Coloma hace cuatro años. Muy hacia el final también causó baja Alvarito.

A su alrededor armó un colectivo con presencia de canteranos y jugadores que vivieron la travesía de plata.

Son muchos los paralelismos entre dos clubes que vivieron su época dorada cuando el hoy seleccionador, Venancio López, era el entrenador. En el otrora Caja Segovia tuvo a sus órdenes a la generación que después hizo del Interviú la invencible máquina verde, la de los Luis Amado, Orol, Daniel, Riquer... Lo ganaron todo. El otrora Lobelle de Alemao, Betão, Ciço, César, en el que asomaban con cara de niños el hoy barbado internacional Pola y el ahora veterano David Palmas, conquistó en Zaragoza la Copa de España más cara de la historia.

Ahora los dos equipos luchan por la permanencia, para seguir consolidando sus proyectos de obligada austeridad. El Segovia, con veinte puntos, la tiene más cerca. El Santiago, con trece, tras la revitalizante victoria cosechada en Santa Coloma, quiere dar continuidad a ese triunfo, el primero de este curso a domicilio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Santiago y Segovia, de los títulos a la supervivencia