Las pistas deportivas del rural se cubrirán para optimizar su uso en invierno

r.m. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

XOAN A. SOLER

Este año se prevé techar las de Figueiras, Berdía y Laraño con un presupuesto de 667.000 euros

05 feb 2018 . Actualizado a las 19:18 h.

Los habitantes del rural con apego por el uso de las pistas deportivas lo tienen difícil en invierno. Y no expresamente por el frío, que en jornadas suaves se puede combatir con el ejercicio. Pero la lluvia es otra cosa. Inhabilita esos espacios de ocio. Y pese a que los últimos inviernos han sido más ligeros en precipitaciones, eso significa que quedan sin uso buena parte del año.

Algunas parroquias, sin embargo, podrán sacarles mayor rendimiento a sus pistas a partir del próximo invierno. Porque el Concello comenzará a cubrirlas. Será de forma progresiva, porque el presupuesto disponible no alcanza de momento para la veintena de parroquias, pero este año irán las primeras. De momento, el programa municipal llegará a Figueiras, Berdía y Laraño. Las instalaciones serán techadas con estructuras similares a la de las pistas de pádel de Sar para guarecer a sus usuarios de la lluvia.

En Figueiras se cubrirán las dos pistas próximas al local social y se creará una tercera para pádel, también techada. La intervención precisará 292.000 euros, financiados mayormente por la Diputación a través de su Plan de Obras e Servizos (POS), en el que Compostela Aberta ha encajado esta iniciativa con la perspectiva de que se mantenga en los próximos años. Para el 2019 al menos programará otras dos, sin renunciar a que puedan llegar a tres o incluso cuatro. De la mano del POS llegará también las de Berdía, con un coste de 150.000 euros. Y dentro de los presupuestos participativos para el rural sur, con 225.000 euros, se cubrirá la de Laraño. Pero también en Lavacolla se dotará un edificio multiusos. En este caso será a través de un acuerdo con la Xunta.