O Castiñeiriño se harta: un menor conflictivo lleva meses destrozando coches y robando

En su última acción, en la madrugada del 27 al 28 de diciembre, rompió las lunas de quince vehículos


santiago / la voz

«Entra por unha porta e sae por outra». El protagonista de esta frase que está en muchas bocas del barrio compostelano de O Castiñeiriño es un conflictivo menor de unos 14 años de edad que lleva meses intranquilizando al vecindario con continuas razias en las que destroza vehículos y aprovecha además para cometer pequeños robos en el interior de los coches. Los afectados se quejan de la impunidad con la que se mueve el causante de sus desvelos y no comprenden que no se puedan tomar cartas en el asunto. «Nos din que en Santiago non hai xuíz de menores e que o asunto lévase dende A Coruña e debe ser que non se está facendo nada», se quejan.

El escenario es siempre el mismo. El menor emplea una piedra para romper una luna del coche y después se lleva objetos de su interior, aunque no siempre. De hecho, tanto los vecinos como la Policía Nacional están convencidos de que los robos no son la motivación criminal de este chico, sino que lo que busca fundamentalmente es causar daño.

Cada vez que el joven actúa son muchos los vehículos afectados. Su última aparición conocida data de la madrugada del 27 al 28 de diciembre, cuando destrozó las lunas de nada menos que quince coches. En algunos no se llevó nada. «O meu estaba todo revolto no interior, mais non faltaba nada», explica uno de los afectados.

Una amplia zona afectada

Y esa no ha sido la única vez. Desde antes del pasado verano, se han estado produciendo casos similares en el área que va desde Lamas de Abade hasta Pontepedriña pasando por O Castiñeiriño. Esa es la zona de acción de este menor que está plenamente identificado por las fuerzas de seguridad, lo que no le ha impedido seguir intranquilizando a los vecinos. «Non estamos asustados, non, pero si fartos desta situación. Este era antes un barrio tranquilo e agora temos que estar vixiando as entradas dos garaxes e temendo que nos destrocen o coche cada vez que aparcamos na rúa», señala otra afectada.

Hasta el momento, ni las denuncias presentadas ni el hecho de que tanto la policía como los vecinos sepan quién es el menor que provoca los destrozos en los coches han sido suficientes para que se puedan tomar medidas. «O xuíz terá que retelo e que estea nun centro, pero o que non pode ser é que esteamos así», señalan los vecinos. Mientras no se toman medidas, piden al Concello que refuerce la presencia policial en el barrio con agentes tanto de la comisaría como de la Policía Local.

La okupación de una casa abandonada agrava la situación

Casa okupada por rumanos entre el Castiñeiriño y el colegio Peleteiro Está situada en el acceso al centro escolar

El del menor que acostumbra a romper ventanillas de los coches a pedradas y robar en el interior de algunos de ellos no es el único problema que desvela últimamente a los vecinos de O Castiñeiriño. También han tenido que ver como un numeroso grupo de okupas se ha instalado en una gran casa de piedra con finca que está situada en el vial que da acceso al colegio Manuel Peleteiro. La vivienda estaba abandonada tras ser embargada por un banco, circunstancia que aprovecharon sus actuales moradores para instalarse en ella de forma ilegal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos
Comentarios

O Castiñeiriño se harta: un menor conflictivo lleva meses destrozando coches y robando