El CIFP Compostela forma en hostelería con 9 talleres, un aula de cata y un vivero de empresas

El centro repasó en su 50 aniversario su trayectoria, desde 1967, y estrenó una moderna cocina

.

santiago / la voz

El estreno de una cocina más amplia y moderna, y un vivero de empresas, reforzaron esta primavera las instalaciones del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) Compostela para la enseñanza de siete titulaciones de la familia de Hostalería e Turismo. La inauguración de esas dependencias coincidió con el arranque de las conmemoraciones de sus bodas de oro, en las que el centro repasó su trayectoria y acercó a su sede de Lamas de Abade algunas de las innovaciones más potentes que han revolucionado el sector en los últimos años en los ámbitos de la cocina, restauración y los servicios.

Esas tres especialidades, y la de alojamiento, se mantienen como su principal identidad, a pesar de incorporar en los últimos años las familias profesionales de Artes gráficas y Servizos socioculturais e á comunidade.

En el CIFP Compostela funcionan talleres de comedor, cocina, confitería, restaurante, panadería, repostería, bar inglés, de I+D+i de cocina y otro de gestión de alojamientos turísticos. Dispone de un aula de cata, una bodega y un economato. Cuenta asimismo con otros departamentos, como el de calidad e innovación, en los que se presta atención a las tecnologías de la información y la comunicación, a programas internacionales y al emprendimiento; el de relaciones con empresas y de acreditación y pruebas; y áreas de calidad, innovación y orientación, además de las de formación y administración y gestión. Dispone igualmente de una sala de videoconferencias, cafetería, lavandería y espacio para la dirección y secretaría.

Estas instalaciones distan mucho de las iniciales, en marzo de 1967, en el Burgo das Nacións, como Escuela Sindical de Hostelería y Turismo. Incluso de las que disfrutó al trasladarse en 1971, al Politécnico, que supuso una mejora. Aquellos inicios estuvieron presentes en las celebraciones de este año de diversas formas: desde una exposición fotográfica, para recordar actividades iniciales, viajes y momentos que supusieron avances, hasta el recuerdo de alguno de los platos que enseñó a cientos de alumnos, como el sonado Xamonciños de polo ao whisky con peras glaseadas, entre otros, que elaboraron ahora de nuevo. O la reciente rememoración de la participación en el pabellón de Galicia de la Expo 92, en Sevilla, que sirvió de excusa para juntar a antiguo alumnado y profesorado con conocidos cocineros que les facilitaron su presencia en aquel evento.

De las aulas del CIFP Compostela han surgido miles de profesionales e iniciativas empresariales, que difundieron en Galicia y en numerosos países el resultado de su formación en ese centro compostelano. Entre ese colectivo hay personajes mediáticos, premiados y con reconocimientos como estrellas Michelín.

El centro se mantiene abierto a la colaboración con ese exalumnado y con personal y empresas de otras procedencias. Así lo evidenció la amplia participación de especialistas y firmas en los últimos meses, que comenzó con Martín Berasategui y finalizó con Paco Roncero; y entre ambos, otras figuras y personajes que informaron de novedades, ofrecieron consejos y contribuyeron a abrir perspectivas.

Votación
0 votos
Comentarios

El CIFP Compostela forma en hostelería con 9 talleres, un aula de cata y un vivero de empresas