El CHUS inicia en dos pacientes un nuevo tratamiento del dolor crónico

JOEL GÓMEZ SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Es el segundo centro de España que lo aplicó y hasta ahora hay cuatro autorizados

06 dic 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La Unidade da Dor del CHUS ofrece a los pacientes diversos tratamientos para disminuir en lo posible el dolor crónico: fármacos, ejercicios específicos, intervenciones quirúrgicas y, cuando fallan estas opciones, les implanta un modulador, que es un dispositivo que regula el tratamiento. Desde la semana pasada esta última alternativa mejoró, con la implantación de neuroestimuladores de última generación a dos pacientes con dolor crónico intratable, destaca el Sergas.

«Se trata de un modelo de neuromodulador más, pero que incorpora varias novedades y cambios. Los neuroestimuladores se pueden colocar en diversas partes del cuerpo, pero en este caso se han situado unos electrodos detrás de la médula que producen un estímulo eléctrico y así se consigue modular el dolor para disminuirlo y controlarlo», explica Pablo López Pais. Este especialista de la Unidade da Dor, junto con su colega Javier Carceller, son pioneros de este tratamiento en Santiago.

El CHUS ha sido el segundo hospital de España que ha utilizado esta técnica, aunque hay cuatro autorizados. Es un procedimiento quirúrgico que realizan los anestesistas de forma ambulatoria. Es decir, el paciente regresa a casa al finalizar la intervención, no duerme en el hospital. «El acto quirúrgico en este caso lo hacemos los anestesistas. No es demasiado complejo. Consiste en una pequeña incisión por la que pasa el electrodo y se implanta un generador que funciona con energía eléctrica mediante una batería recargable», agrega López Pais.