Las ciudades patrimonio afrontan el reto de su despoblación

Sus gestores apuestan por un contrato social con sus vecinos para hacerlas habitables


No es solo un problema de Santiago. Las quince ciudades españolas Patrimonio de la Humanidad sufren la fuga de vecinos de sus cascos históricos por la imposibilidad de hacer compatible la habitabilidad con la falta de servicios o los problemas que genera el turismo. Esa es la principal problemática que se afronta en Santiago en un encuentro de gestores y concejales de las ciudades patrimonio bajo la premisa: "Procesos participativos en la redacción de los planes de gestión". Pero, como indicó Ángel Mariscal, alcalde de Cuenca y presidente de la comisión de patrimonio del grupo, "ese es también nuestro reto". Un reto que a entender del consultor Juan Requejo, coordinador del plan de gestión de Santiago, pasa por "firmar un contrato social" que recupere la convivencia entre los vecinos y su entorno. El encuentro, con una duración de tres días, se abrió esta mañana con la presencia del presidente de la comisión de patrimonio, Ángel Mariscal; el alcalde de Santiago, Martiño Noriega; la directora xeral de Patrimonio de la Xunta, Carmen Martínez, y la gerente del Consorcio de Santiago, Belén Hernández.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las ciudades patrimonio afrontan el reto de su despoblación