Primer paquete de medidas económicas para combatir la sequía

Feijoo alerta de que el riesgo de incendios crece cada día y lamenta la detención de un brigadista

El suelo gallego agrava los efectos de la sequía La naturaleza gallega, hecha a medida para la lluvia, sufre cuando se interrumpe el ciclo natural del agua en la comunidad

Santiago

La Xunta ha llevado a su última reunión del Gobierno el anunciado paquete de ayudas para paliar los efectos de la sequía, de momento en el ámbito que afecta a ganaderos y agricultores. «O primeiro millón», como se refirió Núñez Feijoo, irá destinado a ayudas para mejorar el suministro de agua para el campo y para minimizar los efectos de la sequía y tratar de garantizar los cultivos y el mantenimiento de granjas. Se trata de subvencionar balsas de almacenamiento, bebederos o los equipos para mejora del abastecimiento de agua para el ganado, como las cisternas móviles, con un importe máximo de 5.000 euros por beneficiario.

Tal como adelantó en el debate parlamentario de la pasada semana, la Xunta va a adelantar desde el 15 de noviembre los 90 millones de euros correspondientes a la Política Agraria Común (PAC), un 70 % del total. Y se mantendrá una línea abierta de subvenciones por 4,7 millones para suscribir seguros agrarios y se impulsará un convenio con el Igape para minimizar los costes de financiación que pueda garantizar el circulante y la liquidez en las sociedades vinculadas al campo.

El presidente Feijoo recordó que las medidas no afectan todavía al uso doméstico del agua, pero conminó a los gallegos a hacer un «uso comedido» porque «nada garantiza» que la situación mejore en los próximos meses.

En cuanto a las consecuencias que está teniendo la sequía, el presidente gallego ha incidido en realizar un «uso comedido» de los recursos pese a que no existen en la actualidad restricciones en cuanto al consumo humano.

Riesgo de incendio

La falta de lluvia mantiene abierto otro frente poco habitual en octubre, los incendios. El presidente de la Xunta aseguró en la rueda de prensa posterior al Consello que el dispositivo de vigilancia y extinción sigue en marcha «axustado» al «riesgo» existente en la actualidad, que «cada día e peor» en la medida en que no llueva. Feijoo aseguró que dos de los tres incendios forestales declarados en la parroquia Río Caldo del municipio ourensano de Lobios, y que afectan al parque natural Baixa Limia-Serra do Xurés, siguen activos, tras quemar una superficie de 650 y 90 hectáreas, respectivamente, mientras que el tercero está controlado, tras calcinar unas 51 hectáreas.

Feijoo reiteró su agradecimiento al dispositivo gallego, y calificó como «doloroso» la detención de un miembro de las brigadas como presunto autor de varios fuegos, y llamó a no buscar culpables entre los apagan fuegos y sí entre auténticos culpables, que son los que prenden los montes.

Votación
4 votos
Comentarios

Primer paquete de medidas económicas para combatir la sequía