Los concellos tendrán potestad para ampliar o recortar los horarios de fiestas y apertura de locales

Poner en riesgo la seguridad de los asistentes a un espectáculo se multará con hasta 600.000 euros

.

Santiago / La Voz

Fiestas sí, pero con orden, garantías de seguridad y protección a los menores. Son las tres máximas que inspiran el Proxecto de Lei de espectáculos públicos e actividades recreativas de Galicia, que llevó al Consello da Xunta el vicepresidente Alfonso Rueda. Tras un «proceso longo, de moito tempo», la comunidad se dota de un texto legal que, una vez superado el trámite parlamentario, sustituirá a un decreto con más de dos décadas y una cascada de normas menores que se fueron incorporando en los últimos años.

El documento no es exhaustivo, y se remite a las normas en vigor en aquellos casos en que ya estén reguladas, como es el caso de los horarios de los locales, pero sí fija objetivos y establece un régimen de sanciones que pueden alcanzar los 300 euros si son leves o 600.000 si se consideran muy graves o reiterativas. En ese amplio rango económico se mueven las multas que recibirán los locales por incumplir normas de aforo, por hacer un mal uso del derecho de admisión en un local -la discriminación de cualquier tipo está prohibida- o por superar los horarios establecidos para cada categoría.

Una de las novedades es que los concellos van a tener potestad para ampliar o recortar de forma justificada y sin consultar con la Xunta como hasta ahora los horarios de cierre de los locales de ocio, medida que se suele implementar durante las fiestas locales. El texto se pone serio con la reventa de entradas, que queda expresamente prohibida aunque se considera una falta leve, siempre que no suponga un riesgo para la seguridad de los asistentes al espectáculo.

Aquellos que compren una entrada deberán recibir una información mínima en los tiques, y se comprometen a guardar respeto a los artistas que vayan a participar en el espectáculo. Lo curioso es que el texto autonómico también pone deberes a los que se suban a un escenario, porque también deberán mostrar respeto a su audiencia y, entre otras cuestiones, no podrán cambiar sustancialmente el formato anunciado ni su duración.

Vacío legal en las verbenas

La Lei de espectáculos despertó cierta curiosidad en el inicio de su tramitación porque uno de sus objetivos era ponerle marcos a las verbenas de las orquestas, un fenómeno casi exclusivo de Galicia que no ha parado de crecer en los últimos años y sobre el que había un «baleiro legal» y muchas dificultades de gestión, según el vicepresidente Rueda. Para alivio de las asociaciones y comisiones de fiestas, se simplifica tremendamente el papeleo al implantarse la figura de la declaración responsable y de un seguro que deberá dar respuesta civil y cobertura económica según la previsión de asistencia. Del resto de cuestiones de carácter más técnico, que en otros tiempos llegaron a poner en cuestión la organización de este tipo de citas sociales, se deberá de encargar la orquesta o la empresa de espectáculos responsable.

La Lei confirma, como ya se adelantó hace unos meses, que en Galicia no podrán asistir a los toros los menores de 12 años cuando la celebración se produzca en un recinto cerrado.

Votación
4 votos
Comentarios

Los concellos tendrán potestad para ampliar o recortar los horarios de fiestas y apertura de locales