Una Liga EBA con sabor santiagués

El filial del Obra y el Rosalía de Castro se verán las caras este año en la cuarta categoría nacional

.
M.G.
Santiago / la voz

La Liga EBA 2017/2018 tendrá un tinte especialmente compostelano. Y es que este curso la cuarta categoría del baloncesto nacional contará con dos conjuntos locales en liza: el Obradoiro de Oriol Junyent y el Rosalía de Ángel Castro. El calendario oficial ya ha fijado las fechas para un derbi santiagués que regresa tras una larga ausencia de seis temporadas. La ida tendrá lugar en la pista rosaliana el 16 de diciembre, mientras que la vuelta está prevista para el 14 de abril.

El filial obradoirista pasa de Primera Nacional a la EBA, una competición donde se encuentran el baloncesto aficionado y el profesional. Para Junyent, será «un salto grande», sobre todo porque a la mayor exigencia física se unen la calidad y veteranía de los rivales. «El año pasado algunas carencias las suplimos con el físico, pero este curso esa baza no nos ayudará tanto. Nos encontraremos gente veterana con un físico parecido al de nuestros jugadores. Por eso les va a costar el doble», confiesa el entrenador.

Pese a los retos físicos y de experiencia que se le presentarán al equipo en EBA, Oriol confía plenamente en sus chicos: «Tengo varios jugadores que deben dar un salto de calidad este año. Si lo dan, creo que podremos competir bien en EBA. Lo que queremos es que todos sigan una línea constante, y sean jugadores cada vez más regulares para así tener más minutos a buen nivel».

Por eso sus previsiones son optimistas de cara a la primera EBA de esta promoción obradoirista: «En la primera vuelta igual sufrimos más. Pero en la segunda, cuando los jugadores se vayan acostumbrando a la categoría, creo que podrán dar ese salto de calidad y competir mejor».

Oriol quiere inculcar a sus pupilos su sacrificio, lucha y lectura de juego, y que esto se vea refrendado con una progresión táctica y defensiva del grupo. A fin de cuentas, tal y como recuerda el expívot, el fin principal de la cantera del Obra es «conseguir sacar algún jugador que pueda llegar a la Liga Endesa», más allá de los resultados deportivos. En cuanto al derbi local, el catalán deja clara su postura: «No he vivido los piques del pasado, y a mí eso me da igual. Al final, en lo único que hay que pensar es en que el baloncesto gallego vaya hacia arriba. Espero que en el partido contra Rosalía nadie se haga daño y podamos disfrutar todos del baloncesto».

El arte de reinventarse

Si bien el Rosalía de Ángel Castro cuenta con más horas de vuelo en EBA que su homólogo santiagués, este curso se enfrenta a un gran reto deportivo: el club colegial deberá recomponer filas y conjuntar un plantel sólido tras las sensibles bajas que ha sufrido en verano. A la ausencia del base Antón Bouzán se unen las del pívot Jorge Fernández y del escolta Edu Lada, ambas por motivos académicos. A ellos se añade el ala-pívot Álvaro Filgueira, operado del ligamento cruzado y que no estará recuperado como pronto hasta enero. Y Nilo Barreiro, que también acaba de pasar por el quirófano y causa baja hasta el mes de noviembre.

Como reconoce Castro, estas bajas han dejado al Rosalía «un poco cojo» en la pintura. De ahí que, cambiando la tónica de temporadas anteriores, se buscará un jugador extranjero. «Intentaremos reforzarnos con un cinco norteamericano, porque en casa lo que más tenemos son exteriores», apunta. Según él, un juego interior potente es lo que marca las diferencias en la categoría.

Esta situación llega tras la mejor campaña del club en EBA, con un gran balance de trece victorias y trece derrotas en liga regular. No obstante, y pese a las dificultades, el club seguirá apostando por la filosofía que tanto éxito le ha dado. «Nuestra meta será mantener la categoría y seguir dando salida a los jugadores jóvenes del club», confirma Castro. Sobre el derbi con el Obra, el técnico cree que será «un partido especial para la ciudad», y una gran ocasión para ver un baloncesto «más real» que el espectáculo total de la Liga Endesa.

Votación
10 votos
Comentarios

Una Liga EBA con sabor santiagués