Interceptan en Ordes a un conductor de 18 años que iba a 139 en un límite de 50 y con positivo en acohol

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Investigado por un delito contra la seguridad vial castigado con una pena de tres a seis meses de prisión

16 ago 2017 . Actualizado a las 13:01 h.

Un conductor de 18 años que circulaba a 139 kilómetros por hora por la travesía de Leira, en el municipio de Ordes, cuyo límite de velocidad es de 50, fue interceptado por agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña. Además, el conductor, vecino de Cerceda, dio positivo en la prueba de alcoholemia.

Los hecho tuvieron lugar a las siete de la mañana del domingo, a la altura del kilómetro 31,2 de la N-550 (A Coruña-Tui). El conductor fue interceptado durante el desarrollo de un dispositivo de control de velocidad, alcohol y drogas en la localidad de Ordes. Allí, detectó un vehículo Citroën Saxo circulando a 139 kilómetros por hora en sentido A Coruña, por la travesía de la localidad de Leira, limitada a 50 kilómetros por hora. Al conductor, vecino de Cerceda, de 18 años «y por tanto conductor novel», subraya la Guardia Civil, se le realizaron las correspondientes pruebas de alcohol y drogas arrojando una tasa positiva de alcohol en aire de 0,45 miligramos por litro, y negativa en la de drogas.

Al conductor se le investiga por un delito contra la seguridad vial «que está castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días», recuerda la Guardia Civil. «Y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años», precisa.