Decimonónicos


La Administración de Justicia no se ha sacudido, a estas alturas, la estructura decimonónica que prima a las capitales de provincia sobre criterios mucho más razonables como la demanda real que puede suscitar, por ejemplo, una capital de comunidad autónoma. Llevando esta tesis al extremo, no es un disparate aseverar que la organización judicial de hoy no la habría suscrito, más de un siglo atrás, el mismísimo Eugenio Montero Ríos. Pero es lo que hay. Las capitales de provincia -salvo Vigo, solo faltaría- contarán con un juzgado especializado en las demandas relativas a las cláusulas suelo y demás abusos bancarios, pero las que planteen los compostelanos se dirimirán en A Coruña. Es decir, una vez más, la Justicia se distancia de los justiciables, pese a que la demarcación compostelana abarca una amplia zona de la mitad sur de la provincia coruñesa y pese a que no se trata de crear nuevos juzgados, sino de especializar algunos de los ya existentes y habilitar el correspondiente refuerzo en función de la nueva carga de trabajo que asuman, que será mucha. Evaristo Nogueira, que hoy se despide en La Voz del decanato del Colegio de Abogados, ha sabido concitar los más amplios consensos para reclamar, con una perspectiva de ciudad, aquello que es razonable. Razonable es que Santiago cuente con una sala especializada, porque probablemente generará más asuntos que muchas capitales españolas de provincia. Y razonable es que este año se cree el cuarto juzgado de lo social -ya debería estar funcionando-, lo contrario sería un desplante, una palmaria injusticia. Justo será reconocerle al letrado Nogueira, entre otros, este legado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Decimonónicos