Martiño Noriega encauza con Felipe VI el desbloqueo del Real Patronato

El rey expresó su voluntad de respaldo a Santiago en una reunión que el alcalde calificó de «cordialísima»


santiago / la voz

El rey no ha dicho ni sí ni no a la convocatoria del Real Patronato de la ciudad, pero en el encuentro «cordialísimo» que mantuvo ayer con el alcalde compostelano (así lo valoró a su conclusión el propio Noriega) se reflejó la clara voluntad real de celebrar la reunión de un órgano que lleva 14 años bloqueado. En el horizonte está el año santo del 2021, pero cinco años después llegará el siguiente, lo que obliga a fijar un período plurianual de actuaciones con horizonte en el 2026.

El monarca es consciente de la importancia del Consorcio de Santiago para la ciudad, pero sobre todo de la significación de la propia urbe, que conoce bien, como referente europeo y universal, lo que conlleva la necesidad de un respaldo de las administraciones al avento compostelano. El programa que le presentó Noriega a Felipe VI, con quien departió durante una hora y cuarto, encierra actuaciones por un monto global de 243.422.000 euros.

Este plan plurianual es el que estará sobre el tapete del Real Patronato, de cuya convocatoria apenas tiene dudas Martiño Noriega. Más aun, está persuadido de que se va a celebrar este año y de que dará luz verde a «Camiño de Compostela 2026», que es como bautiza el gobierno compostelano el programa preparatorio para los dos próximos acontecimientos jacobeos.

Lo cierto es que, con la vista puesta en esa convocatoria del Real Patronato, el alcalde llevará mañana, jueves, a la ejecutiva del Consorcio este documento de propuestas para su análisis por parte de las administraciones estatal, autonómica y local, que integran el organismo.

Aunque seguramente quedará expedito el curso del Real Padroado con el encuentro de sus miembros, que no se reúnen desde el año 2003, el mayor problema reside en los presupuestos estatales, que aún no están aprobados. De no poder asumir Madrid el programa jacobeo en el ejercicio del 2017, tendría que hacerlo en el 2018. En esa tesitura, el presente año serviría para ir avanzando en los proyectos a través de remanentes u otros recursos.

Esfuerzo económico

No hay que olvidar que la Administración central es clave en el reparto de los fondos consorciados, ya que aporta el 55 %. Noriega considera que la Xunta (a cuyo presidente Núñez Feijoo le comunicó el viernes la reunión con Felipe VI) y el propio Concello deben hacer un esfuerzo para contribuir proporcionalmente a las arcas del Consorcio.

Este organismo perdió mucha fuerza con la irrupción de la crisis, y el amparo del Real Patronato a las propuestas de «Camiño de Compostela 2026» significaría una recuperación de su desinflada economía. El debilitamiento comenzó a ser alarmante a partir del 2008, cuando el Gobierno central y la Xunta decidieron reducir sustancialmente sus aportaciones a la entidad, cuyo presupuesto quedó por debajo de los diez millones.

La disposición de ambos organismos ha sido la de estancar esa cifra y el aval de la Zarzuela es clave para incrementarla hasta alcanzar los 24 millones anuales y poder financiar los acuerdos del plan plurianual. De hecho, los oficios de la propia Casa Real son importantes para la necesaria implicación económica del Gobierno con Santiago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Martiño Noriega encauza con Felipe VI el desbloqueo del Real Patronato