Sin pistas del indigente que falleció


Un enorme misterio sigue rodeando al triste final del hombre que vivía ilegalmente en la última de las casas ocupadas que sufrió un incendio en los últimos días. En el barrio nadie había percibido su presencia y, como su cuerpo quedó completamente calcinado y no existe ningún documento que lo identifique, la Policía Nacional carece hasta el momento de la más mínima pista de quién era. Las pesquisas continúan y se han cursado órdenes a todas las comisarías de Galicia en busca de personas desaparecidas que pudieran coincidir con el perfil del fallecido.

El propietario de la vivienda reside fuera de Santiago, por lo que tenía encargado a un conocido las gestiones de la venta del inmueble. Curiosamente, hará unos cuatro o cinco meses que el cartel de se vende había desaparecido y que en el tejado del inmueble comenzó a haber muchos gatos. Los vecinos del barrio no dieron mucha importancia a estas señales de que la casa estaba habitada y pensaron que podría deberse a la presencia de ratas. El sigilo del okupa era tal que jamás abrió las contras de las ventanas ni fue visto por nadie entrando en el inmueble.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sin pistas del indigente que falleció