El gobierno local lleva al pleno un plan de movilidad sin consensuar

Una de las medidas rebaja la velocidad en el casco urbano a 30 kilómetros por hora


santiago / la voz

El gobierno local llevará al pleno de la corporación las líneas maestras de un pacto por la movilidad alcanzado tras cinco reuniones mantenidas con entidades, colectivos sociales y grupos municipales. El concejal Jorge Duarte indicó ayer que el documento reúne el consenso de todos los participantes. Pero los grupos municipales discrepan de la afirmación del delegado de Espazos Cidadáns y se reservaron su opinión para el pleno.

En las diferentes reuniones celebradas participaron representantes del mundo empresarial, vecinal, transportes, colegios profesionales, entidades vecinales y otros colectivos. En las últimas disminuyó el número de asistentes y predominó el ámbito vecinal. Cerca de cuarenta integrantes estuvieron presentes anteayer en la reunión del Auditorio de Galicia en la que se llegó al documento de directrices.

El modelo preconizado aboga por una movilidad alternativa a la actual protagonizada por el tráfico de vehículos privados. La escala de prioridades varía y, por este orden, coloca en primer lugar al peatón, luego a la bicicleta, transporte público y coches.

Uno de los apartados del plan es el que atañe a circulación y estacionamiento, con una apuesta por los aparcamientos de borde, medidas de reducción del tráfico de paso en favor del de los residentes e implantación de medidas fiscales y tarifarias que incrementen proporcionalmente las tasas por circular y estacionar los coches de mayor tamaño, cilindrada y consumo energético.

El documento prevé reducir la velocidad media en la ciudad a 30 kilómetros por hora, sin variar la que ya hay en las vías céntricas de circunvalación (50 km/h).

En materia de transporte colectivo el plan aboga por un sistema de «calidade e fiable» y la puesta en práctica de medidas para priorizarlo. Asimismo se adoptarán aparcamientos y medidas de seguridad para ciclistas.

Duarte mostró su disposición a llevar el documento al pleno con la esperanza de obtener su aprobación por unanimidad. Pero los grupos de la oposición no están por la labor. El popular Agustín Hernández niega que haya existido un pronunciamiento o acuerdo alguno y resaltó la baja asistencia de la reunión del Auditorio. Cuestionó además aspectos del documento como restringir el tráfico con aumentos fiscales.

Los socialistas resaltan que al documento le falta «moito traballo» y no está para ser votado. «No es verdad el consenso», declara Paco Reyes, que advierte muchas generalidades y cuestiona aspectos como el de la aplicación de determinadas tasas fiscales. «Se vai así ó pleno, non o imos apoiar», advierte.

El portavoz del BNG, Rubén Cela, resalta que se trata de una declaración de intenciones, con muchos de cuyos principios «filosóficos» coincide pero cuya aplicación práctica le suscita muchas dudas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El gobierno local lleva al pleno un plan de movilidad sin consensuar