La recaudación por el IBI urbano crecerá 1,3 millones, hasta los 28

Compostela Aberta defiende un borrador de presupuesto «expansivo e participativo»

X. R.
santiago / la voz

El presupuesto municipal crecerá un 3,3 % este año, prácticamente 3,3 millones, hasta los 102,7, según el borrador que el gobierno presentó ayer para su negociación con los demás grupos y que evidencia la condición de interlocutor preferente que Compostela Aberta ha dado al BNG al introducir «total o parcialmente» 22 propuestas de la formación nacionalista y 6 mociones de su sello, de las 16 que incluye el documento. Las otras 10 son del PSOE (7) y del PP (3).

La lectura del BNG sobre el nivel de aceptación inicial de sus propuestas es sin embargo otra, como dejó ver Rubén Cela justo después de que la edila de Facenda, María Rozas, diese cuenta públicamente de un proyecto de presupuesto en el que baja el recurso a la deuda, se mantienen las transferencias corrientes de otras Administraciones, crecen los ingresos tributarios y se vuelve a recurrir a la enajenación de suelo municipal como refuerzo del capítulo inversor.

Y es en esos dos últimos capítulos, el tributario y la venta de suelo, en los que descansa esencialmente el crecimiento presupuestario. Porque además del millón de euros con que Raxoi mejora ingresos por transferencias de capital (4,3 millones este año), la venta de suelo y los impuestos le reportarán otros 2,6 millones. Solo la previsión por enajenación de terrenos ronda el millón. Los impuestos le reportarán otros 1,7. Crecen tanto los directos como los indirectos y los que confluyen en el capítulo de tasas y precios públicos. Pero sobre todo los directos, los de mayor peso presupuestario, y con los que Raxoi hace previsión de recaudar 1,3 millones más, hasta los 41,68.

Actualización y revisión

El incremento de los directos se corresponde con el IBI urbano. En buena parte porque aunque el tipo impositivo se ha congelado, Santiago sigue con la actualización de valores iniciada en el 2010, y con vigencia hasta el 2020, lo que se traduce en subidas en los recibos aunque no mude la carga impositiva. Pero también por la revisión que está realizando Catastro para detectar inmuebles que están fuera del padrón. En total, por el IBI urbano se prevé una recaudación de 27,7 millones, casi un 5 % más que los 26,4 presupuestados en el 2016.

En cuanto a gastos, el de personal se mantiene en torno a los 30 millones y los corrientes crecen prácticamente 2, hasta los poco más de 40, lo que permitirá, además de atender demandas de vestuario de la Policía Local y bomberos, incrementar los recursos en cultura en un 14 %, área en la que se incorporará una línea de subvenciones por concurrencia competitiva para actividades culturales, iniciativa pareja a la reducción paulatina de las subvenciones nominativas, que este año mermarán un 36 %. La apuesta por una Compostela cultural es una de las líneas que CA quiere reforzar además de «consolidar» la de «políticas sociais e o mantemento e reequilibrio territorial», según expuso Rozas, quien defendió también el carácter «ecosocial» del capítulo de inversiones, que crece un 50 % (de 6,6 a 10 millones), en un presupuesto «expansivo e participativo».

En materia social, se mantiene la dotación para la ordenanza de la renta básica y crecerá un 14 % la del servicio de ayuda en el hogar. Y habrá de nuevo 1,2 millones para mantenimiento de la ciudad, mientras que el gasto en medio ambiente crecerá un 10,5 % para actuaciones en parques infantiles, como la dotación del de Outeiro de Sar y la instalación de cubiertas en otros cuatro incluidos en los presupuestos participativos. La renovación del alumbrado público también se llevará un buen pellizco, 1,7 millones, de los que 1,5 se financiarán con un préstamo del IDAE.

3.500.000 €

Recurso a deuda financiera

Préstamo bancario que pedirá Raxoi, que accederá también a un crédito de 1,5 millones del IDAE sin intereses.

41.864.415 €

Impuestos directos

Es la previsión de ingresos. En indirectos se proyectan otros 3,5 millones y en tasas, 16,4.

102.700.386 €

El presupuesto

Crece 3,3 millones. Los ingresos corrientes serán 92,4 millones. Los gastos en bienes y servicios, 40, y 30 en personal.

El programa de ascensores y Castrón Douro, entre los proyectos más destacados

El grueso de las actuaciones contempladas en el paquete inversor están amparados por los fondos europeos del Edusi. Las principales partidas recogidas en el documento son la reurbanización de Castrón Douro, el programa de ascensores y el centro de acogida para personas sin techo. La primera de ellas, con un coste de un millón de euros, en una iniciativa que ha suscitado el consenso de todos los grupos desde el primer momento debido al penoso estado de la calle. El centro de acogida se recoge con otro millón, mientras que el programa de ayudas para la instalación de ascensores (1,5 millones) intentará otorgar esta esencial accesibilidad a muchas familias que carecen de ella en determinadoss barrios. Relevante es asimismo la partida de un millón de euros encaminada a la recuperación del Campus Vida y los 900.000 euros que vendrán a mejorar la rúa Batalla de Clavijo y su entorno. También figura la restauración del río Sarela-Carmen de Abaixo (485.000 euros).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La recaudación por el IBI urbano crecerá 1,3 millones, hasta los 28