El Concello impulsará ayudas para fijar población en el casco histórico

Favorecerán el aislamiento acústico de las viviendas y que puedan disponer de ADSL

.

Santiago / la voz

Uno de los objetivos generales de las modificaciones del Plan Especial del Casco Histórico es conseguir atraer población para frenar la fuga de residentes que experimenta desde hace años, lo que implica el riesgo de que la almendra acabe convirtiéndose en una zona de comercios dirigida en exclusiva a los visitantes.

El Ayuntamiento no quiere perder el tiempo mientras ese plan no esté plenamente operativo, por lo que pondrá sobre la mesa medidas dirigidas a hacer más fácil la vida en la zona monumental, lo que revertirá en la recuperación de residentes. En este sentido, aunque los cambios en el Plan Especial está todavía en una fase inicial de los trabajos, una de las líneas estratégicas será introducir cambios para facilitar la llegada de vecinos al casco viejo, pero sin bajar la guardia en todo lo relacionado con su protección y conservación. Precisamente, fuentes de la comisión especial constituida para trabajar en la revisión del Plan Especial apuntan que Santiago ha recibido premios internacionales y que es un ejemplo a seguir por otras ciudades históricas, por lo que carecería de lógica tirar por la borda todo este trabajo.

Soluciones al ruido

Uno de los principales inconvenientes de residir en la zona monumental es el ruido que se genera en sus calles, tanto durante el día como, muy especialmente, de noche. Para ello, una de las apuestas pasa por habilitar ayudas económicas dirigidas a facilitar el aislamiento acústico y también energético de las ventanas de las viviendas monumentales. Jorge Duarte, concejal de Espazos Cidadáns, sostiene que la intención del gobierno local es sacar este paquete de subvenciones de cara al presupuesto municipal del 2017, aunque siempre sin abandonar las habituales ayudas para la rehabilitación.

Otra de las cuestiones sobre las que se está trabajando es la búsqueda de una solución para terminar con los habituales problemas de conexión a Internet, que permitiría también que los hogares puedan optar a plataformas de televisión y contar con conexiones de ADSL, e incluso terminar con los frecuentes deficiencias en la cobertura, que afecta por igual a viviendas, comercios y establecimientos de restauración. En este caso, el concejal apunta que la mejor opción sería poder cablear el casco histórico, pero la realidad es que el elevado coste económico hace inviable esa opción.

En este sentido, el Concello abrirá una negociación con las empresas para que aporten soluciones provisionales. Se trataría de poner en marcha un plan puente que en ningún caso pasaría por la colocación de más cajas de cables en las fachadas de las casas, según matiza el concejal de Urbanismo, que reconoce que la solución no es fácil.

Además de las medidas dirigidas directamente a mejorar la habitabilidad, el Ayuntamiento también retomará el plan de viviendas tuteladas. Este programa consiste en proponer un acuerdo a los propietarios de inmuebles en ruinas, por medio del cual se facilitan los recursos económicos para la rehabilitación de las casas a cambio de que sus dueños se comprometan a destinar esas viviendas a alquileres de bajo coste durante un período de tiempo determinado, para ofrecerlas a una población con características concretas.

Dentro de este programa tutelado se rehabilitó hace más de seis años en la rúa do Medio un inmueble de grandes dimensiones que estaba en estado ruinoso, y que fue destinado al alquiler posteriormente.

Votación
3 votos
Comentarios

El Concello impulsará ayudas para fijar población en el casco histórico