Noriega se marca junio como plazo para remodelar el gobierno local

Su intención de actuar antes de fin de año tropieza con la no integración del BNG y con otras limitaciones de su grupo


santiago / la voz

La decisión del BNG de no sentarse a hablar sobre su integración en el gobierno local frustró las expectativas de Compostela Aberta de remodelar su ejecutivo antes de fin de año. El alcalde sigue teniendo sobre la mesa la reestructuración, ahora solo con ediles del grupo propio, pero no ve nada claro llevarla a cabo antes del 2017. En todo caso, se pone como plazo para hacerlo antes de junio del año próximo, ecuador del mandato.

Hay limitaciones que están complicando esa tarea, aparte de la mencionada. Y una de ellas es la baja por enfermedad de Branca Novoneyra, cuya parcela está siendo asumida por el propio alcalde, que se ha hecho cargo de Cultura y Festas; y por la edila Concha Fernández, que asume Centros Socioculturais. A ello se vino agregar la cesión de competencias de Jorge Duarte por su investigación judicial.

Noriega refirió que remodelar no es un simple reparto de áreas, y de ahí su intención de implicar a más efectivos: «O Concello está gobernado pola lista máis votada, pero nunca houbo un goberno con tan poucos concelleiros que xestionaran todas as áreas, cunha gran carga de traballo e unha notable extensión de moitas desas áreas». Su idea es, con la remodelación, ajustar «na medida do posible» la gestión.

El nacionalista Rubén Cela reclamó ayer la remodelación del gobierno municipal como una necesidad evidente e imprescindible dada la «desproporción» de áreas, la «falta de coordinación» en el seno del ejecutivo y el problema añadido de las competencias del concejal Jorge Duarte transferidas a Xan Duro.

Coincidencias y divergencias

Cela recalcó que el gobierno local muestra «síntomas de esgotamento» y requiere una remodelación completa, «non parches», junto con una reestructuración del organigrama de la plantilla municipal. La reclamación del portavoz del BNG no fue bien recibida por el alcalde. «Son críticas cómodas, sobre todo por parte de quen non está disposto a valorar a súa integración no goberno local para cambiar o estado das cousas. Iso é non comer nin deixar comer», dijo Noriega.

Rubén Cela volvió a reseñar ayer que su grupo no atendió la proposición de integrarse porque «pese ás múltiples coincidencias, non se dan as condicións mínimas. Tamén hai moitas diverxencias e non se garante a maioría».

Noriega llamó asimismo a la puerta de los socialistas, pero negociar una integración requería un acuerdo a nivel de Galicia. Paco Reyes reclamó igualmente la remodelación como una necesidad, pero a renglón seguido resaltó que la pretensión remodeladora del alcalde delata «o fracaso da xestión de Compostela Aberta». Echó en falta el portavoz del grupo socialista una coordinación entre las áreas de gobierno.

También los populares expresaron su convencimiento de que la gestión de Compostela Aberta ha sido negativa. «Hai unha total ineficacia na resolución dos problemas do Concello», explicó Agustín Hernández, quien puso de manifiesto que le costaba encontrar una parcela de gobierno que «funcione correctamente».

Aunque no hay una decisión firme sobre la remodelación del gobierno, y pese a rechazar el BNG la posibilidad de integración en él, el alcalde apuntó que aguarda acuerdos puntuales con los nacionalistas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Noriega se marca junio como plazo para remodelar el gobierno local