Los grupos destacan la necesidad de remodelación del equipo de gobierno

El BNG dice que no se dan las circunstancias para un pacto con Compostela Aberta


santiago / la voz

La negociación de pacto de Compostela Aberta con el BNG no llegó a buen puerto, pero los grupos municipales abogan por una reestructuración del gobierno, como ya tenía en mente el propio alcalde a la hora de proponerle a los nacionalistas su incorporación al mismo. La idea de Martiño Noriega era ampliar la base de gestión con nuevos integrantes, pero en caso de mantener el criterio de la remodelación, como parece, la negativa del BNG le obliga a efectuarla con su grupo.

El portavoz nacionalista Rubén Cela dijo ayer que, al margen de las conversaciones con el Bloque, la reestructuración «é imprescindible». La cuestión de Duarte «é un acelerador».

Rubén Cela y Goretti Sanmartín hablaron en las pasadas semanas con el alcalde sobre la posibilidad de la integración nacionalista del gobierno, misión que se quedó en agua de borrajas al no aceptar la asamblea del BNG local sentarse a hablar con Compostela Aberta. A juicio de Rubén Cela, no se dan las circunstancias para una coalición bipartita.

El alcalde, Martiño Noriega, reconoció que hubo conversaciones tanto con el PSOE como el BNG con el ánimo de «definir o espazo de acordos puntuais do goberno, sen descartar a posibilidade de valorar a integración no goberno do BNG». Pero el Bloque rechazó esa posibilidad «hai unhas semanas despois dun consello local e unha asemblea desta formación». En ese aspecto, desvincula ese posible pacto de la situación de Jorge Duarte.

La negativa de los órganos del BNG local a abrir el diálogo para la integración hizo que Compostela Aberta ya no llevase a su propia asamblea la aprobación del inicio de conversaciones. «Calquer posibilidade de luz verde a un diálogo con el BNG tería que ser ratificada a posteriori pola asemblea de CA, pero non se deu pola negativa do BNG», recalca Martiño Noriega.

A este respecto, el edil Rubén Cela explica que los contactos no cristalizaron en una propuesta porque «non se dan as condicións mínimas para esa integración, porque aínda que coincidimos moito no teórico diverxemos na práctica política do goberno municipal». Además, recalca que los dos concejales del BNG y los diez de Compostela Aberta no garantizan una mayoría para una gestión programática concreta. Solo cuando hay «unha posibilidade de transformación» del Concello puede darse la participación del BNG «pero non en calquera circunstancia e a calquera prezo». El caso Duarte «entronca con iso, aínda que as conversacións con Noriega foron previas».

También hubo contactos, según reconoce Martiño Noriega, con los socialistas, aunque con pocas expectativas. «O PSOE desde o minuto un foi respectuoso coa decisión da cidadanía nas eleccións. Por ese respecto e pola proximidade de programas facilitamos a investidura», refiere Paco Reyes. Resalta que facilitó también cuestiones claves para la ciudad, como los presupuestos del 2016, por «responsabilidade e xenerosidade», pero otra cosa es «como se xestionou ese programa».

Carga de trabajo

La necesidad de una reestructuración es constatada por la oposición, pero el popular Agustín Hernández se pregunta qué área es preciso reformular «porque me custa atopar unha que funcione correctamente». Y la cesión de competencias urbanísticas a Xan Duro «engade unha gran carga de traballo a unha concellería que xa ten moita».

El propio Xan Duro recordó que sustituirá temporalmente a Jorge Duarte y que asume sus competencias y las que se le asignen «co mellor ánimo do mundo» y dentro del contrato «asinado coa cidade».

El portavoz nacionalista Rubén Cela constata «unha desproporción nas áreas» y serios problemas de funcionamiento del Concello, junto a «unha mala relación cos traballadores». La necesidad de la remodelación, a su juicio, va más allá del problema de las competencias de Jorge Duarte. Y junto con la reestructuración del gobierno estima indispensable la del organigrama del conjunto del Ayuntamiento.

La correlación de fuerzas políticas en la corporación concede una mayoría a socialistas y populares. Lo recordó Agustín Hernández, aunque matizó que «hoxe estamos empatados» con el binomio gobierno local y BNG. ¿Antón Barba? «Non hai novidades», aclaró Paco Reyes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los grupos destacan la necesidad de remodelación del equipo de gobierno