«La religión de nuestro tiempo es la ciencia»


El escritor Fernando Sánchez Dragó puntualiza que él no defiende la religión, en todo caso sí defiende la espiritualidad. «Yo no creo que exista dios, lo único que creo que existe es lo que los paganos llamaban el alma del mundo, una energía que es lo más parecido a la idea de dios». Pero tampoco se decanta el escritor por el método científico como la panacea que todo lo explica. De hecho, él es muy crítico con esa teoría. «La religión más antigua es la egipcia, donde había unos hierofantes encerrados en sus torres de marfil que a veces salían para dirigirse a la muchedumbre. Los científicos de hoy en día son así. La religión de nuestro tiempo es la ciencia».

A diferencia de Sánchez Dragó, Emili Marlés sí cree en dios. El sacerdote, además de teólogo es físico, y por lo tanto una voz autorizada en el debate que tuvo lugar ayer en Santiago. «La ciencia explica muchas cosas y lo hace muy bien, y debemos estar agradecidos por ello. Pero el método científico no responde a todas las preguntas que se hace el hombre; de hecho, no hay un solo método, cada uno se centra en un aspecto de la ciencia. Marlés enumera las grandes preguntas de la humanidad, si vale la pena vivir, si hay vida después de la muerte, por qué el hombre necesita amar... «Y esas preguntas las responde la religión, no la ciencia».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«La religión de nuestro tiempo es la ciencia»