Discute con su novio, le saca tres dientes de una patada y termina condenada

El agredido renunció a reclamar que ella le pagase una indemnización por sus heridas


santiago / la voz

Hay discusiones y discusiones. La que mantuvo una pareja el 15 de noviembre del 2014 cuando paseaba por la calle en Santiago debió de ser de las grandes a raíz de cómo terminaron aquellos hechos y de las consecuencias que han acarreado. No en vano, el asunto acabó en la sección compostelana de la Audiencia Provincial, ante la que ella tuvo que admitir los hechos de los que le acusaban y aceptar una pena de un año de prisión como autora de un delito de lesiones.

Los hechos tuvieron lugar a las 23.30 horas en la calle Tambre, que parte de Meixonfrío y va hacia el polígono industrial. En ella se encontraba la pareja, que hacía cinco meses había iniciado una relación sentimental aunque todavía no convivían. Habían discutido y, en un momento dado, él se agachó, circunstancia que ella aprovechó para propinarle una fuerte patada que impactó directamente en su boca.

El golpe tuvo graves consecuencias para el novio, que sufrió un edema en el labio superior, una herida inciso contusa en la cara interna del labio y la pérdida de tres dientes. Necesitó tratamiento médico y quirúrgico durante treinta días, de los que diez de ellos no pudo trabajar como consecuencia de las heridas. Además, como secuela le ha quedado la pérdida de los tres incisivos superiores, lo que requerirá una férula de metal-porcelana.

La Audiencia Provincial tuvo en cuenta que el agredido padecía periodontitis previamente a la agresión que sufrió por parte de su ya exnovia. Esta afección, conocida comúnmente como piorrea, puede llegar a dejar sin hueso al diente y provocar la pérdida de la pieza, lo que podría haber hecho que los incisivos que perdió el agredido al recibir la patada estuvieran debilitados, de ahí que el tribunal tuviese en cuenta esta circunstancia. No obstante, él renunció expresamente al ejercicio de la acción civil contra la chica, lo que supone que no quiso reclamarle ningún tipo de indemnización económica.

En el juicio, la mujer aceptó los hechos a cambio de que la Fiscalía rebajase la pena que solicitaba contra ella, que finalmente ha quedado en solo un año. Además, no tendrá que cumplirla si no vuelve a delinquir porque ha quedado suspendida durante dos años. Eso sí, la Audiencia Provincial le ha obligado a abonar las costas del proceso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Discute con su novio, le saca tres dientes de una patada y termina condenada