El arte gallego en la emigración

«A fronteira infinda», con obras de Castelao, Laxeiro, Maruja Mallo o Granell, podrá visitarse hasta enero en el centro Abanca


Cuarenta y cuatro obras de veinte artistas gallegos y todas con un denominador común: han sido realizadas fuera de Galicia, principalmente, en América y en Europa. En A fronteira infinda. Os artistas galegos e a emigración, la exposición que desde ayer hasta el 27 de enero se puede ver en el centro Abanca de Cervantes, hay trabajos de Castelao, Maruja Mayo, Arturo Souto, Manuel Colmeiro, Eugenio Granell, Díaz Pardo o Laxeiro, entre otros.

Las obras expuestas pertenecen a los fondos de las colecciones de Afundación y Abanca y se articulan en dos grandes partes, una la de aquellos artistas que tuvieron que emigrar o exiliarse tras la Guerra Civil y, otra, la de las nuevas generaciones formadas en la posguerra, explicó el comisario de la muestra, Carlos L. Bernárdez.

La exposición, que toma como título un libro de Celso Emilio Ferreiro y tiene como portada un lienzo de Manuel Pailós, cuenta como punto de partida con tres obras de Castelao, cuya creación está marcada por la emigración. El recorrido continúa por los trabajos de artistas exiliados en América tras la Guerra Civil, con obras de Arturo Souto, Manuel Colmeiro, Maruja Mallo, Isaac Díaz Pardo, Luis Seoane, Laxeiro, Ángel Botello, Mario Granell y Eugenio Granell. Más allá de sus diferentes estilos, el comisario de la muestra explicó que en algunos de ellos se produce una adaptación a la temática americana, que también se combina con la «saudade da mirada atrás». En otros autores, en cambio, su obra es muy «americanista», como es el caso de Ángel Botello, cuyo trabajo es muy cotizado actualmente, pero que en Galicia es poco conocido. En este último grupo, también se enmarcan cuadros de Mario Granell y Eugenio Granell.

Por otra parte, la muestra finaliza con una representación de las nuevas generaciones formadas en la posguerra que se tuvieron que ir de Galicia «por motivos formativos e de mercado. Trátase dunha diáspora escapando dun ambiente asfixiante». Se trata de artistas, destacó Bernárdez, que estuvieron en primera línea de las corrientes estéticas más avanzadas en los 50. Madrid, principalmente, pero también París o Nueva York, fueron los destinos de esta generación. En este apartado figuran trabajos de Antonio Lago Rivera, Tino Grandío, Jorge Castillo, José María de Labra, Luis Caruncho, Leopoldo Novoa, Manuel Mampaso y Manuel Molezún.

Por otra parte, los visitantes de esta exposición podrán obtener más información de los cuadros en sus móviles utilizando la aplicación Colección de Arte de Abanca, que está disponible de manera gratuita y funciona con solo enfocar la obra elegida, ofreciendo más información sobre ella y datos biográficos del autor, entre otras posibilidades.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El arte gallego en la emigración