Huella mundial del Santiago Futsal

Cinco seleccionadores presentes en Colombia tienen pasado en Sar


santiago / la voz

El Santiago Futsal va por su tercer lustro en la élite del fútbol sala. Es ya un período significativo y, en el Mundial que se acaba de disputar en Colombia, ningún otro club ha podido presumir de una representación tan variada, sobre todo en los banquillos.

Venancio López, el entrenador que ganó la única Copa de España que luce en las vitrinas, fue el máximo responsable técnico del combinado nacional. Y le acompañaron Antonio Bores, que también fue preparador físico con él en Compostela, y dos jugadores que vistieron la camiseta blanca: Fede y David Piñón.

El que fue su ayudante y después primer entrenador, Tomás de Dios, llevó las riendas de Guatemala. Y otro de sus discípulos, José María Pazos, Pulpis, dirigió a Uzbekistán.

El cierre paraguayo Chilavert es el actual seleccionador de su país. Y el seleccionador campeón con Argentina, Diego Giustozzi, destacó como cierre en las filas del entonces Lobelle.

Alan Brandi, campeón

Hay otro campeón del mundo que probablemente nunca hubiese llegado a la cima de no haber pasado por la escuela de Sar. Alan Brandi llegó a prueba desde la cantera del Inter. Jugaba entonces en el equipo de Tercera. Santi Valladares no dudó en firmarlo y el ala completó una temporada tan excepcional que acabó dando un portazo rumbo al Benfica. En tres años ha pasado de ser un desconocido a un ídolo en su país.

Dos de los internacionales a las órdenes de Venancio López se forjaron en los juveniles del Santiago y, posteriormente, en el primer equipo: el redondelano Pola y el gaditano Aicardo. Llegaron como proyectos y se fueron como realidades, uno rumbo al Inter y el otro al Barcelona.

También lució el escudo compostelano Raúl Campos, que alcanzó la internacionalidad desde Sar. Pero ya aterrizó como un jugador formado, desde la factoría del Móstoles. Asimismo, el portero Juanjo estuvo una temporada en el Santiago Futsal.

Caso singular es el del tailandés Suphawut, que no llegó a firmar en la capital gallega pero que estuvo trabajando con el cuadro técnico de Santi Valladares tres semanas. En Colombia se ganó el cartel de jugador revelación y suele decir que cuando más aprendió y progresó fue durante ese corto espacio de tiempo en el que tuvo la oportunidad de entrenar en Santiago.

En Colombia también dejó huella Bruno García con la selección de Vietnam, con la que consiguió llegar hasta los octavos de final. El técnico, que perteneció al Prone, antes de encarar el Mundial estuvo en Compostela con el combinado asiático, en uno de los tramos en los que preparó la gran cita.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Huella mundial del Santiago Futsal