En Marea vuelve a pinchar y el PP prosigue su escalada en Santiago

La coalición recibe menos votos de los que tuvo AGE en el 2012, con el peor resultado de las urbes que gobierna


santiago / la voz

El poder desgasta. Salvo raras excepciones, la gestión diaria va engordando una hipoteca que después se paga en las urnas. La candidatura de En Marea ya lo comprobó en Santiago en las generales de diciembre y de junio pasado. Y ha vuelto a sufrir esa penalización en las autonómicas. La desaceleración de la lista que apoya Compostela Aberta desde que llegó al poder es evidente. De un 34,58 % de los votos en las municipales de mayo del 2015 bajó a un 28,32 en las generales de diciembre, para caer a un 24,54 en la convocatoria de junio pasado, precedente de las autonómicas en las que ayer se plantó en apenas el 21 % de los sufragios emitidos. El PP, en cambio, experimenta la tendencia inversa. De un 33,61 % de los votos en las municipales que le costaron la pérdida de la alcaldía ha saltado en los comicios gallegos por encima del 46, con 2.000 votos más que en las gallegas del 2012.

Vale que las autonómicas no son las mismas elecciones que las municipales ni las generales, que la decisión de los ciudadanos de decantarse por una papeleta atiende motivaciones distintas cuando está en juego el color de la alcaldía, del Gobierno central o de la Xunta. Pero las expectativas de En Marea han quedado lejos de cumplirse en Santiago, una de las tres ciudades que aportaban a la candidatura de Luis Villares el aval de la experiencia de gobierno. Es más, tomando otra vez los resultados de Compostela Aberta como referencia para valorar los de En Marea, esta formación sería la única de las cuatro con representación en Raxoi que pierde votos respecto a los comicios locales del 2015. Porque no solo sube el PP, que obtiene 8.000 votos más que en aquellos comicios, también el PSOE y el BNG viraron ayer su rumbo y trazaron una línea ascendente tras los tropiezos de las dos convocatorias generales.

Leiceaga, peor en su ciudad

Los socialistas sumaron 1.600 votos más que en las locales. Y eso que los resultados de la candidatura que encabezó Xaquín Fernández Leiceaga son en su ciudad los peores, en porcentaje de voto, de las siete gallegas. Por su parte, el Bloque mejora en 1.700 los apoyos que obtuvo en las municipales del año pasado.

Pero todavía hay dos lecturas que encienden más alarmas sobre los resultados de En Marea en Santiago. Son inferiores en 3 puntos a los obtenidos por los otros dos grandes polos del poder municipal de la coalición en Galicia: A Coruña y Ferrol. Y no solo eso. En Marea alcanza su techo entre las siete ciudades en una en la que no gobierna, Vigo, donde mejoran en 7 puntos los resultados obtenidos en Santiago.

El revés de En Marea ni siquiera resiste la comparativa con la irrupción de AGE en el 2012. La lista que entonces encabezó Beiras obtuvo aquí 306 votos más que la que ayer lideró Villares.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

En Marea vuelve a pinchar y el PP prosigue su escalada en Santiago