santiago / la voz

Las consecuencias del incendio que los días 28 y 29 de julio afectó al monte de San Miguel de A Portela, en Villestro, van mucho más allá de la masa forestal. El fuego afectó a la mayor muestra de arte rupestre de Compostela. Catorce petroglifos de los dieciocho que se concentran en la zona de Devesa da Rula sufrieron daños por culpa de las llamas, quedando uno de ellos destrozado después de que la máquina encargada de realizar un cortafuego pasase sobre él.

El colectivo A Rula, que lleva más de dos años reivindicado ante la Xunta y el Concello la catalogación y puesta en valor de estos petroglifos de Villestro, comenzó a realizar la valoración de los daños en esta área arqueológica. «Moitos dos efectos non se coñecerán ata dentro de dous ou tres meses», explicó el secretario de la asociación, Pablo Sanmartín, tras recorrer junto a otro compañero y a un arqueólogo enviado por la Dirección Xeral de Patrimonio la zona afectada. Esta tardanza en determinar la gravedad se debe a que, si bien los destrozos causados por la maquinaria pesada en el petroglifo de Agro do Campo son evidentes, los originados por el calor en los otros trece que quedaron bajo las llamas habrá que valorarlo más tarde. Aunque ahora ya se puede apreciar que los líquenes y musgos resultaron quemados, además del ennegrecimiento de las piedras, queda por conocer las alteraciones provocadas por la termoclastia, esto es, la fragmentación de la capa superficial de la roca después de las altas temperaturas.

Uno de los petroglifos afectados por el fuego de la semana pasada fue el de A Pedra da Loba, el último descubrimiento del colectivo A Rula, que dio a conocer en julio y que constituye el primer yacimiento con motivos naturalistas encontrado en el término municipal de Santiago hasta el momento.

Desde el colectivo, que precisamente debe su nombre a esta área arqueológica -A Devesa da Rula-, destacan que era previsible que más tarde o más temprano esta área arqueológica sufriera algún tipo de daño puesto que la mayor parte de estas estaciones estaban cubiertas por la vegetación debido a la falta de conservación y de medidas preventivas, que llevan tiempo solicitando. Fue esta entidad la que acondicionó alguna pequeña zona para facilitar la visita a estos petroglifos situados en Villestro.

El colectivo presidido por Luis Leclere asegura que, aunque estos daños en catorce petroglifos del monte San Miguel ya no se pueden evitar, deben servir para que no se vuelvan a repetir y acelerar las actuaciones para su protección y puesta en valor. A Rula agradece la rápida actuación de Patrimonio enviando un arqueólogo para valorar los daños tras conocer lo sucedido. Además, también destacaron que conversaron con el director Xeral de Montes, que les transmitió su buena disposición para intentar regenerar y proteger el área afectada. Eso sí, piden que en las labores de extinción del fuego haya coordinación para evitar daños en yacimientos arqueológicos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La mayor muestra de arte rupestre de Compostela, dañada por un incendio