La Cocina Económica cumple 125 años con nuevas instalaciones

La institución benéfica volverá a atender en su sede de Irmán Gómez en septiembre


santiago / la voz

Ofrecer una alimentación nutritiva, sana y barata. Con este objetivo tan simple y a la vez tan complejo nacía en 1891 la Cocina Económica de Santiago. A partir de septiembre seguirán ofreciendo comida a los más necesitados en sus renovadas instalaciones en la Praza do Irmán Gómez tras un año de obras de mejora. Allí se reunieron ayer para celebrar ambas circunstancias el presidente de la institución, Manuel Botana Agra; el alcalde de Compostela, Martiño Noriega; el conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela; y el arzobispo, Julián Barrio, así como las trabajadores de la cocina (encabezadas por la directora, Esther Seoane) y los contribuyentes que hacen posible que continúen con su labor.

Durante el último año la Cocina Económica trasladó su labor a San Francisco. En agosto, como es costumbre, las trabajadoras se tomarán unas vacaciones. Durante el próximo mes será Cáritas quien asuma su labor en La Salle. Desde el primer día de septiembre se reabrirá el edificio donde la institución lleva ofreciendo sus servicios de 2005. Lo hará tras haber recibido una serie de mejoras: una zona de espera interior para que los comensales no tengan que hacer cola sufriendo las inclemencias meteorológicas, un espacio para guardar las pertenencias de los asistentes y una nueva cocina ubicada en la primera planta.

Un escudo ante la crisis

Aunque la labor de la Cocina Económica no ha dejado de ser necesaria durante los últimos 125 años, desde 2008 pasó a ser incluso más importante. A los asistentes habituales se les sumaron las personas que empezaron a pasar dificultades a raíz de la crisis, llegando a un máximo histórico en 2014: 104.539 servicios a lo largo del año. Por un precio simbólico (0,20 euros el desayuno, 0,80 la comida y 0,50 la cena) la Cocina Económica ofrece una alimentación nutritiva. El precio de las comidas cubre tan solo el 10 % de su coste. La financiación de la institución, que manejó un presupuesto de 460.000 euros el pasado año, parte de donativos individuales (el 74 %) y de ayudas públicas (26 %). Tanto Rey Varela como Noriega aprovecharon la cita para renovar su compromiso con la Cocina Económica, aunque coincidieron en desear que un día su labor no sea necesaria.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Cocina Económica cumple 125 años con nuevas instalaciones