«El director de Arbitraje de la ACB no debe seguir en su cargo»

La Voz

SANTIAGO

25 may 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

José Luis Mateo recuerda qué se le pasó por la cabeza justo después de la derrota en Madrid ante el Estudiantes.

-La clave de la permanencia ha sido tener un grupo cojonudo y mantener un buen estado de ánimo pese a todo lo que nos ha sucedido. En eso pensé, en tener el estado de ánimo arriba, porque el equipo no estaba roto. Y nuestra afición ha sido fundamental en ello. Y aunque nunca suelo entrar en nombres propios, permítame hacer una mención especial a Chagoyen y Cárdenas. No es sencillo venir a entrenar cada martes con las pilas puestas en su situación y han sido ejemplo de profesionalidad y generosidad.

-¿Y cuando Bilbao fuerza la prórroga? ¿Pensó en el día de Fuenlabrada?

-En el palco se sufre porque no puedes hacer nada. Pensé que teníamos que haber hecho falta a Hannah cuando subía el balón. La afición reaccionó de manera espectacular y pudimos conseguir una victoria fundamental para que hoy estemos hablando en clave de Liga Endesa.

-También ha sido un año duro con los arbitrajes.

-A nivel general, son de los mejores de Europa. Pero también digo que el director de Arbitraje de la ACB no debe seguir en su cargo.

-Se cumple un año de la Fundación Heracles. La cantera apenas aparece en sus comunicaciones y, permítame la frivolidad en la comparación, salvo para recordar iniciativas recaudatorias, como en el número de Warren Sánchez de Les Luthiers.

-Muchos clubes optan en su política de comunicación por no dar datos sobre menores.

-No se trata de eso. Pero al menos los resultados...

-La fundación es un instrumento para dotar a la cantera y al club, no a la sociedad anónima, de más medios para llevar a cabo su actividad diaria y crecer. Esos son los objetivos. No soy el mas indicado para hacer balance. Pero creo que se han dado pasos y estamos mejor que hace doce meses. El trabajo de cantera es de largo plazo y de poca resonancia. El que quiera ver resultados en los primeros seis meses, doce, o dos años, no los va a ver. Es una cuestión de tradición, tiempo y medios. Necesitamos más medios. Y lo primero, más instalaciones.

-¿Ha repensado el titular?

-No. Lo tendrá que elegir usted.

-¿Ha estado cómodo?

-Sí, sí. En el Pazo de Altamira siempre estoy cómodo.