Sí, tras el Real Madrid, debemos pasar página


Sí, pasemos página. Es lo más pragmático ahora mismo. Ya sabíamos todos que era una salida muy complicada. Pero, si por encima te encuentras un Real Madrid con esa intensidad defensiva y ese nivel de acierto en el lanzamiento, más difícil todavía.

El partido se terminó en la primera parte, en la que vi a un Obradoiro con falta de ideas y de frescura en ataque, que abusó quizás demasiado del tiro exterior (2 de 16). Tampoco tuvo el equipo santiagués la intensidad defensiva necesaria para hacer frente a un Real Madrid muy serio y concentrado a lo largo de todo el encuentro.

Pocos minutos de juego para los recién llegados, que no estuvieron muy afortunados. Pero también eso entra dentro del lógico proceso de adaptación. Participaron los doce jugadores. El que menos estuvo en pista jugó ocho minutos y medio, dato positivo a mi entender, pues los necesitamos a todos muy metidos y enchufados para el objetivo final de la salvación.

Ahora, hay que centrarse en el próximo partido contra el Bilbao Basket en Sar. Es el siguiente objetivo. No echemos cuentas. Volvamos a crear el mismo ambiente que se generó en el partido contra el Murcia. Sigamos animando, sigamos apoyando, sigamos creyendo... Until the end.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Sí, tras el Real Madrid, debemos pasar página